Ignacio Campos: Randazzo – Duhalde y el misterio de la “Cuarta Lista”


Ignacio Campos

Nadie esperaba una resolución semejante. Sin embargo, Macri y Duhalde pueden haberlo logrado. Florencio Randazzo prácticamente develó este viernes en el ex City Hotel hoy NH (no hubo acto con concurrencia peronista sino un encuentro de influyentes), el misterio de la “Cuarta Lista”.

Concluido el acto triste, sin estridencia, una reunión casi de varones (había escasas mujeres entre el angosto núcleo de los asistentes), no hubo almuerzos ni mínimas celebraciones porque el tren de Randazzo viene lento y con reducido número de pasajeros. Randazzo se trasladó sobre el mediodía junto a Alberto Fernández, “el que toca el clarín”, bromean, al San Juan Tenis Club de la avenida San Juan al 600, en San Telmo –espacio que utiliza casi en las sombras María Eugenia Vidal en horas del mediodía- para reunirse con el dirigente de las filas del justicialismo en retirada: Eduardo Duhalde.

El tren Randazzo entró en maniobras y comenzó a dar marcha atrás. El objetivo de Duhalde, que comparten los hombres del “diario”, es alistar la “Cuarta Lista” (una colectora que favorecía a Cambiemos propuesta por ellos) que propuso Mauricio Macri y que en años anteriores no tuvo mayor eco.

Concluido el acto triste, sin estridencia, una reunión casi de varones, no hubo almuerzos ni mínimas celebraciones porque el tren de Randazzo viene lento y con reducido número de pasajeros

Esto es así: una lista macrista, una segunda del Frente Renovador de Sergio Massa, tercera el Frente para la Victoria, y la cuarta, alentada en su momento por Macri, Duhalde y el intendente de Josè C.  Paz, Mario Ishii, que tuviera como misión jugar en el espacio del FpV para arrimarle voto a Cambiemos restándoselos al kirchnerismo.

En aquella ocasión, Julián Domínguez huyó literalmente del encuentro y ahora aceptó lo mismo que rechazó. “No recibimos ni un solo peso de la gestión provincial”, se repuso Mario Ishii en marzo de este año cuando renunció a la “Cuarta Lista” criticando a la gobernadora; alegó que “no lo atiende” y que en su municipio habían inaugurado dos hospitales con fondos propios, sin ayuda de la denominada “hada buena”.

A confesión de partes…

En tanto, Randazzo no logra encender las calderas de la emoción popular para su figura. Le echan en cara en su propio espacio, que pasó casi dos años sin aparecer y cuando lo hizo se dejó ver con María Eugenia Vidal en mayo de 2016, hotel Resort de Buenos Aires, y eludió cualquier tipo de declaraciones incluso cuando se dio a conocer que pretendía salir al ruedo electoral. Tiempo después, apremiado tal vez por los compromisos de la “Cuarta Lista”, le confesó al padre Pepe Di Paola sentía la “obligación de ser candidato”. Naturalmente, no lo expuso en una sesión tradicional de confesiones.

Randazzo no logra encender las calderas de la emoción popular para su figura. Le echan en cara en su propio espacio, que pasó casi dos años sin aparecer y cuando lo hizo se dejó ver con María Eugenia Vidal en mayo de 2016

También el posible líder de la “Cuarta Lista”, sufre el hecho de que uno de sus referentes principales desde las arenas gremiales, Oscar Romero (que dice ser hombre de SMATA y del MASA cuando perdió ese sitial), está siendo despojado de títulos y honores por falsos manejos económicos en favor suyo y de su familia. Con el cual, el peso de Romero hoy –que no va a ser diputado nuevamente y no es recibido en su gremio al que no concurre hace varias semanas, es nulo. “Es un falso influyente que a fin de mes junta casi $ 400 mil pesos de Diputados y Senadores, más un plus como lobista de autopartes”, dicen algunos ex compañeros suyos.

¿Dónde hay un mango, Viejo Duhalde?

En almuerzo habrían tratado el urticante tema de los dineros de aportes sanos y de los otros, ¿Mauricio?, sobre los cuales estaría trabajando el ex gobernador. Por cierto, Randazzo y Fernández, recuerda que para el montaje de la “Cuarta Lista” en Marcos Paz, se habló de un generoso donativo llegado desde las altas cumbres del gobierno. Duhalde en este caso, sería el “correo del zar” que abriría las compuertas de buena voluntad puesta en números.

El viernes por la noche, en el programa del periodista deportivo Alejandro Fantino, fue invitada Chiche Duhalde (ex esposa del ex gobernador y Presidente), que promovió el uso de las PASO, justamente lo que claman Randazzo y sus amigos. Desde Cambiemos les señalan que la alternativa del hombre de Chivilcoy, las tierras donde se crió también Héctor Magnetto, hoy son muy bajas. Y que podría subir si enfrentase a Cristina. Abal Medina o Zavaleta y algunos de los hombres que presentó Randazzo en el ex City Hotel (desde donde los referentes de Menem anunciaron su derrota personal en 2003) tampoco le alcanzan para elevar sus pretensiones electorales.

En cambio si Randazzo se piensa como el líder la “Cuarta Lista”, puede quedarse con algunos votos y evitar una suma mayor del Frente para la Victoria. Lo cual suena triste como un malón de ausencia.

Comentarios

comentarios

×