Hito histórico la condena de la ONU a fondos buitre


La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, calificó este viernes como contundente y como un hito histórico en las relaciones exteriores argentinas la votación del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que aprobó hoy una resolución de condena a los llamados fondos buitre impulsada por este país por 33 votos a favor, 5 en contra y 9 abstenciones.
La mandataria que regresó el jueves de una gira que la llevó a Roma, donde se entrevistó con el papa Francisco y luego a participar en la Asamblea General de la ONU, donde su discurso tuvo una fuerte repercusión, al mencionar el terrorismo financiero que se aplica sobre América Latina, entre importantes conceptos.
En Facebook sostuvo que se trata de “una condena internacional al accionar de los fondos buitre y la especulación financiera para que muchos países, no sólo Argentina, puedan dar cumplimiento de la protección de los derechos humanos, sociales, económicos, afectados por los ataques de los fondos buitre”.
Recordó que esta es la “primera vez que la ONU va a investigar las actividades que realizan estos especuladores internacionales y las consecuencias que tienen sus acciones sobre los pueblos de todo el mundo. Esta resolución no es contra ningún país sino contra un grupo de especuladores internacionales, que acosan a los pueblos y a los países en los que pueden actuar.
La resolución de Naciones Unidas ordena investigar los efectos y consecuencias que tiene el accionar de estos fondos sobre las economías que han restructurado sus deudas soberanas.
En su cuenta de Twitter, la presidenta se refirió al doble rasero con que se trata a los países, al recordar que en el año 2013 después de un duro esfuerzo diplomático, su gobierno había logrado un Acuerdo de Entendimiento con Irán, que permitiría que la justicia argentina fuera a indagar a funcionarios iraníes, sobre el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994, se habló de una alianza con el diablo.
También se mencionaron conexiones clandestinas y hasta un tercer atentado. Y no sólo a nivel externo, sino también buena parte de la oposición local acusó al gobierno de asociarse con Irán, con el mal y hasta existió la velada amenaza de un tercer atentado.
Socios, sospechosos, descolgados fueron algunos de los adjetivos y otros más fuertes que se utilizaron para hostigar al gobierno e impedir que pudiera llevarse adelante este acuerdo que pondría elementos de la verdad sobre la mesa y una luz para el cruento atentado de 1994, que dejó 85 muertos, 300 heridos y daños millonarios, Estados Unidos e Israel acusaron a Irán. Sin embargo -como se ha demostrado en diversas ocasiones- no existen pruebas concretas y mientras eso suceda ni Irán, ni ningún otro país entregaría sus funcionarios a la justicia de otra nación.
Contrastó esas acusaciones, presiones y amenazas contra Argentina mostrando imágenes muy recientes del encuentro entre el secretario de Estado, estadunidense, John Kerry, y el canciller iraní Mohamad Zarif, en la ONU. En este caso la reunión tendía a lograr acuerdos sobre acciones bélicas conjuntas contra el fundamentalismo.
En el caso del acuerdo argentino-iraní no se trataba de alianzas para matar a nadie, escribió la jefa de Estado y señaló que se trató de un entendimiento de cooperación para una causa que llevaba 19 años sin ningún avance.
Este acuerdo fue refrendado por el Congreso, recordó, y nuevamente destacó que no eran alianzas para atacar a nadie, ni para sumarse a campañas de bombardeos aéreos, etc., etc.
Señaló así críticamente las diferencias sobre el tratamiento de los medios al acuerdo argentino con Irán para encontrar verdad y justicia y el actual acercamiento de Estados Unidos con ese país por razones bélicas.
Asimismo publicó una foto -y hasta un video- donde el presidente de Estados Unidos Barack Obama, la escucha con atención, con un auricular mientras ella hablaba en la ONU, respondiendo de esta manera a los analistas y comentaristas de los medios de oposición locales, que aseguraban -en medios escritos y televisivos- que el mandatario estadunidense la escuchaba sin auriculares pese a no hablar castellano.
Cuánta mediocridad. Simples marionetas de un teatro que nunca entenderán, finaliza en referencia a la desinformación.
El discurso de Fernández de Kirchner en la ONU, tuvo fuertes repercusiones aquí y en varios países del mundo. Entre otros el ministro de Defensa, Agustín Rossi, destacó que “Argentina, tal y como lo manifestó Cristina, es un leading case (caso testigo) en la situación de los fondos buitre, de la soberanía territorial por la cuestión de Malvinas y también por lo que sucedió con el atentado a la AMIA. La presidenta describió claramente la situación internacional”.
Destacó que “la clasificación de los fondos buitre como terroristas, está muy claro que es así, porque hay un intento de búsqueda de desestabilización y generar incertidumbre en Argentina”.
Por su parte, Carlos Heller, presidente de la Comisión de Finanzas de Diputados, se refirió al valor de la mandataria: “hay que decir las cosas que dijo Cristina tanto en la Asamblea como luego en el Consejo de Seguridad. No sólo habló de los buitre sino que habló de temas muy serios como la paz y que no va a haber solución mientras cinco países tengan poder de veto”.

Por: Fernández Stella Calloni – Corresponsal

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×