Guillermo Pereyra negocia con Macri la primera flexibilización laboral de cara al 2017

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

El Secretario General del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, y Senador nacional por el Movimiento Popular Neuquino, Guillermo Pereyra, negocia la primera flexibilización laboral de cara al 2017 con el presidente Mauricio Macri. Pretenden un régimen de trabajo atado a la productividad y baja de salarios para el sector petrolero. De firmarse, el Gobierno avanzará con los gremios de SMATA, Marina Mercante y Energía Eléctrica. Desde Casa Rosada apuestan al fin de las paritarias, un derecho que había sido reconquistado por el conjunto del movimiento obrero.

El referente del sindicato petrolero más poderoso del país, Guillermo Pereyra, se reunió tres veces con el presidente Mauricio Macri durante el último mes y medio, con el objetivo de avanzar en la reforma laboral en este sector para que los futuros aumentos salariales queden atados a la productividad -lo que implica una reducción del salario-, una estrategia que en silencio y sin pausa viene desarrollando la Alianza Cambiemos, para finalizar con un derecho reconquistado por el conjunto del movimiento obrero en la última década: las paritarias.

El Secretario General del Sindicato de Petroleros y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, negocia con el presidente Mauricio Macri la primera flexibilización laboral de cara al 2017. De concretarse, el Gobierno la utilizará para avanzar contra otros gremios. ¿Cuál será la respuesta de los trabajadores organizados?

¿Cuál es la excusa para llevar adelante esta política antiobrera?: ofrecer las mejores condiciones de explotación a las distintas empresas multinacionales del sector Gas y Petróleo, para que inviertan en el reservorio de gas no convencional de Vaca Muerta, con la garantía de que el sector empresarial se haga de pingües ganancias pagando salarios por debajo del actual convenio de trabajo petrolero, utilizando a su favor el fantasma de la desocupación y la suspensión de trabajadores.

En este sentido, en los últimos días, Pereyra mantuvo reuniones con el ministro de Energía  Juan José Aranguren, el gobernador de Neuquén Omar Gutiérrez (MPN), y altos directivos de las empresas YPF, Total S.A y Pan American Energy, para negociar la “Seguridad” en las inversiones, neologismo utilizado por los empresarios para garantizar el bajo costo en salarios.

A partir de estas negociaciones, habrá que ver como reaccionarán los trabajadores petroleros, quienes tienen la responsabilidad de defender sus derechos adquiridos y no entregar el futuro de sus conquistas laborales.

 

 

 

Comentarios

comentarios