Griesa llamó a una nueva audiencia para el viernes


Así lo confirmaron fuentes legales vinculadas a las partes del caso, quienes confirmaron además que el Citibank envió los papeles requeridos por Griesa para reclamar por un “stay” por pagos de los bonos con legislación argentina que fluyen a través de su entidad, y que en consecuencia no se aplique la orden madre del 23 de febrero de 2012 del pari passu, la interpretación de Griesa sobre el tratamiento igualitario a los acreedores, que mantiene en vilo a la comunidad financiera internacional.

El viernes último, en una audiencia donde convocó solamente al Citi, Griesa aclaró que cualquier decisión que tome tendrá en cuenta que los bonos ley argentina “tienen una tratamiento completamente diferente a los bonos ley extranjera”, en referencia a su orden de bloqueo que impide el cobro de los vencimientos a los bonistas del canje argentino.

Se trata de una señal en pos de que podría acotarse el bloqueo contra el país, que el juez envió tras la decisión de la Cámara de Apelaciones del Segundo Distrito de Nueva York, que se declaró incompetente, y le devolvió el caso a Griesa.

Griesa anunció el viernes -en una reunión convocada de urgencia donde participó sólo el banco en cuestión, y tras conocerse la decisión de la Cámara de Apelaciones-, su intención de brindar otra audiencia, que hoy se definió para el viernes a las 15.

Fue luego de que el Citibank presentara los papeles formales de un “stay” -medida que frena la aplicación del bloqueo- para poder liberar el pago de bonos del canje bajo ley argentina, que se pagan a través de su entidad.

El monto no es el más significativo, pero acota la dimensión del bloqueo a lo que Griesa considera “el mayor bloqueo”, que es los hasta ahora 539 millones de dólares depositados en el Bank of New York, que permanecen en un limbo legal, y que corresponden a bonos del canje argentino, de legislación extranjera, es decir, en euros, dólares y yenes.

Griesa no se expresó en particular por los bonos de legislación nipona ni europea, pero aclaró que cualquier decisión que tome, tendrá en cuenta que los bonos ley argentina “tienen un tratamiento completamente diferente a los bonos ley extranjera”, en referencia a su orden de bloqueo, que impide el cobro de los vencimientos a los bonistas del canje argentino.

Esta frase fue repetida tres veces, dos al principio, y otra al final, de una audiencia que no pudo haber durado más de 15 minutos, debido a que la transcripción oficial de la misma no supera las 4 páginas.

A continuación, textuales de la audiencia, donde participó Karen Wagner, representante del Citi por el estudio Davis Polk:

-Griesa: “Fue mi visión y mi intención de tratar lo que llamamos los bonos de ley argentina como diferentes de los bonos garantizados por la orden 23 de febrero y creo que eso se expresa en lo que emitido. Y creo que usted está de acuerdo con eso, ¿verdad?

-Wagner: estoy de acuerdo que deben ser tratados de manera diferente.

-G: Ahora, la razón por la que estoy haciendo esta declaración y Ud es aquí la única parte representada, es que cualquier presentación que surja debería tener lo que estoy diciendo, y le pediría a cualquiera que envíe una presentación hacer caso a lo que digo y no generar confusión.. Estoy repitiendo yo mismo, fue mi punto de vista y todavía es mi opinión de que los bonos de derecho argentino emitidos en Argentina, a pagar en Argentina, con sujeción a la ley argentina, son diferentes de los bonos sujetos a la orden del 23 de febrero. Y si son pagaderos en el exterior o no, los factores que he hablado, los hacen diferentes.

Griesa continuó su discurso, y advirtió: “Ahora bien, si la Corte tiene la responsabilidad de lidiar con cualquier problema sobre los vencimientos de Argentina del 30 de septiembre o el 31 de diciembre, etc, entonces eso tendrá que surgir de peticiones efectuadas a la Corte y presentaciones ante el Tribunal, según sea necesario”.

Y agregó: “Pero las partes deben saber que todo lo que haya sobre Citibank y Argentina, 30 de septiembre o el 31 de diciembre, es la opinión de la Corte de que lo que estamos lidiando y sus aplicaciones relacionadas, son diferentes a los bonos alcanzados por la orden de 23 de febrero”, sentenció.
El viernes, antes de los dichos de Griesa, la Cámara de Apelaciones se declaró incompetente y dio vía libre al Citibank para que le pida a Griesa alguna orden que considere pertinente a su planteo, de que alivie la situación de la entidad.

El Citi había quedado comprometido respecto de los pagos del próximo 30 de septiembre en adelante, ya que en julio último, Griesa había habilitado a la entidad a pagar “por única vez” los fondos de los bonos bajo ley local en poder del banco, que correspondían al pago del 27 de junio último.

Es decir, si Griesa no otorga el stay y el Citi se ve obligado a cumplir la orden, no podría pagar los bonos bajo legislación argentina del canje, y la filial local independiente de la matriz estadounidense entraría también en una situación de irregularidad con el Banco Central argentino.

La nueva audiencia se agendó mientra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se encuentra en Nueva York, en una serie de reuniones previas a la 69 Asamblea Anual de Naciones Unidas, que tendrá lugar el próximo miércoles 24 de septiembre.

Fuente: Télam

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×