Gatillo fácil: un policía mató a un joven desarmado en Barracas


La víctima es un joven de 21 años que volvía de bailar con dos amigos. El homicida es un bombero de la Policía de la Ciudad que, según testigos, le disparó siete veces luego de perseguirlo por una discusión. 

Un joven de 21 años llamado Cristian Toledo fue asesinado en el barrio de Barracas cuando volvía de bailar junto a dos amigos. El homicida, según testigos, es  Gustavo Otero, un bombero de la policía de la Ciudad que le disparó siete tiros luego de perseguirlo durante cuadras por una presunta discusión. La Policía de la Ciudad quiso hacer pasar el caso como un enfrentamiento armado.

Paraguita -como le decían a Cristian Toledo- trabajaba en una ferretería. Roque, el dueño del comercio,  describió cómo fue perpetrado el crimen y la alevosía con la que actuó el policía contra un joven que no estaba armado, ni tampoco tenía intenciones de robar:

“Ellos salían de bailar y en un momento se quiso mandar una picardía. Y le golpeó el vidrio a este coche que estaba ahí, sin saber quien estaba adentro ni nada. Fue una picardía porque nunca tuvo ninguna intención de robar. Esta persona los empieza a seguir y les dispara. Con el primer disparo, me cuentan los chicos, Cristian se da cuenta que se está desangrando y los amigos le dicen `No te preocupés te llevamos al hospital´. Pero este tipo les sigue disparando por atrás como si fuese que estuviese cazando un animal. Según los muchachos fueron muchos los disparos. Y chocan contra el cordón, porque este tipo los encerró mientras tiraba. Luego se baja, los hace tirar al piso, les dice que los va a matar y ellos le ruegan porque Cristian estaba muriéndose. `No, ese dejá que se muera porque me cagó la vida´, cuentan que les contestó. Y la gente que pasaba los trató como delincuentes porque el tipo decía que venían robando. Pero esa gente ayudó inconscientemente a que este tipo no los fusile a ellos dos. Porque si no había nadie creo yo  y es lo que dicen los chicos:`el tipo nos mataba´”, afirmó Roque en Radio Gráfica. 

El asesinato se registró a las 7.50 en el cruce de la avenida Vélez Sarsfield y Australia, en un paso a nivel de Barracas.  Toledo está detenido por homicidio, mientras que los dos amigos de la víctima fueron imputados por robo. La causa la investiga el juez Pablo Ormachea, del Juzgado Criminal y Correccional 11.

Por su parte, El Padre Toto de la Parraoquia de Caacupé, que está enfrente de la ferretería donde trabajaba Toledo, explicó también en Radio Gráfica que son muchas las muertes violentas de jóvenes en las barriadas como la villa 21-24:

”En el barrio muchas veces se sufren muertes de jóvenes que padecen la desvalorización de la vida. Pibes humildes que arrastran años de exclusión y acá se encontraron con alguien con prejuicios. Le vio cara de villero, lo siguió y lo mató“.

Roque recordó a Cristian: “Siempre se comportó con mucha honestidad y mucho compañerismo. Era un pibe que jugaba campeonatos de fútbol acá. Acá lo conocían todos, es alguien que nunca tuvo problemas con nadie. Siempre se destacaba por su forma de ser, porque era una persona alegre. Era mi mano derecha, aprendió todo para saber desenvolverse, muy inteligente, muy bueno porque lo que quería todo el barrio. Ahora donde los están velando la gente desfila…Yo le decía `esto va a ser tuyo y de acá van a salir todos tus proyectos´. Él estaba muy entusiasmado con eso, pero hoy todo quedó en la nada”.

 

Comentarios

comentarios

×