Fuma bajo el agua


J.M. Gorrochategui En un fin de semana con incesantes lluvias, Boca sigue remando en su marcha hacia el campeonato. El xeneize le ganó 3-1 a Vélez en Liniers jugando muy bien al fútbol y superando ampliamente al rival. Cristian Pavón, quien en la noche previa se filmó fumando un cigarrillo en una red social, fue la gran figura del partido. Además, River venció 2-0 a Quilmes en el monumental para seguir con una racha fabulosa, San Lorenzo le ganó 1-0 a Sarmiento y sigue en la lucha, Independiente se despertó y descargó toda su artillería ante Patronato con un aplastante 5-0 y Racing jugó solo 23 minutos ante Tigre, con quien igualaba 1-1, cuando el partido se suspendió ante la inclemencia del tiempo.

Boca está “feli” diría Juan Román Riquelme. El equipo de Guillermo juega cada vez mejor y ya empieza a olfatear que la consagración es una seria posibilidad. De hecho, ayer ganó un partido de campeonato. En una cancha difícil, doblegó a Vélez y lo volvió un “equipito”. Con la dinámica de Bentancur, las gambetas de Centurión, la jerarquía de Pablo Pérez y el oportunismo de Benedetto, el xeneize se llevó una victoria totalmente merecida.

El local fue una sombra. Jamás pudo equilibrar las acciones y encima, Canteros se hizo echar de manera infantil en el primer tiempo. Benedetto abrió la cuenta tras una gran jugada colectiva en la primera etapa. Centurión la comenzó, Pavón aceleró y envió el centro para que el “Pipa” defina con su habitual categoría. El “fortin” siguió dormido y la diferencia no se amplió en el primer acto únicamente por los reflejos de Fabian Assman, quien tapó varios remates. Ya en la segunda parte, en otra buena triangulación,  Peruzzi metió un cabezazo para el 2-0, cumpliendo con la ley del ex.  El cotejo entró en una meseta y volvió a ponerse emotivo sobre el final. Tras un córner, Romero le puso algo de pimienta al marcador anotando el descuento pero rápidamente Pavón acertó dentro del área y sentenció el 3-1. Boca brilla y va rumbo al título. El líder está mejor que nunca.

Los goles de la victoria de Boca:

River cumplió con la lógica y venció 2-0 a Quilmes en el monumental. El trámite fue mucho más complicado de lo esperado para el local. En la primera parte, el “cervecero” lograba cortar los circuitos de juego y se mostraba peligroso en algunos contraataques. El “millonario” llevaba poco peligro al área rival empujado por un “Nacho” Fernández que juega cada vez mejor. Así, se fueron al entretiempo sin goles. En la segunda parte, no cambió demasiado el juego, pero una vez más, apareció el “muñeco”. El DT de River mandó a Mora a la cancha e instantáneamente el partido modificó su rumbo. En la primera que tuvo, envió un centro picante, Driussi la bajó y Alario se llenó la boca de gol. Diez minutos más tarde, otra vez los mismos intérpretes concretaron una gran combinación que Alario volvió a concluir con un buen derechazo. La racha del “millo” ilusiona a los riverplatenses, ya hilvanó 4 triunfos al hilo entre copa y campeonato. Este 2-0 mantiene con vida al conjunto de Nuñez. Está a 8 puntos, con 11 fechas por jugarse, incluido un clásico en la bombonera que dará que hablar.

El doblete de Lucas Alario:

Independiente revivió. El equipo de Holan fue a Entre Ríos y armó un carnaval. Arrasó 5-0 a Patronato a puro fútbol. Todos los goles que venía errando, los facturó en una sola tarde. Con un Rigoni sensacional, el “rojo” abrió a los 3 minutos el encuentro con una corrida fabulosa de Emiliano. Unos minutos después, en otra jugada a gran velocidad, Barco definió y con ayuda de una floja respuesta de Bértoli, marcó el segundo tanto. En la segunda etapa, Independiente, lejos de conformarse, siguió yendo a buscar más goles. Así, apareció otra vez Rigoni para el 3-0 tras una gran habilitación del “puma” Gigliotti. Luego, “Torito” Rodriguez también se sumó a la fiesta y clavó el cuarto gol con un bombazo de larga distancia. La frutilla del postre vino de la mano de Lucas Albertengo que, tras la lesión, volvió al gol y selló un 5-0 apabullante. Ariel Holan respira. Goles son amores.

Los 5 goles de Independiente:

San Lorenzo logró un triunfo clave 1-0 ante Sarmiento en el nuevo gasómetro. El equipo de Aguirre necesitaba levantar cabeza y seguir dando pelea en el torneo. Para eso, debía quedarse con los 3 puntos. El primer tiempo fue extraño y aburrido. Ningún equipo lograba adueñarse de la pelota y las acciones de peligro brillaban por su ausencia. Hasta que, tras un desborde seguido de un buen centro, Walter Busse extendió su brazo en el área para tapar el envío y el árbitro Echequine sancionó el penal. El efectivo Ortigoza lo cambió por gol y se fueron al vestuario 1-0. La segunda parte fue diametralmente opuesta al desarrollo de la primera. Si bien no hubo goles, sobraron acciones de peligro en las dos áreas. Un remate de Gervasio Nuñez y dos chances claras de Belluschi pudieron haber modificado el tanteador. Sin embargo, ninguno de los dos equipos pudo concretar y el “cuervo” se quedó con una gran victoria que le permite seguir soñando.

El gol del triunfo de San Lorenzo:

Racing y Tigre igualaban 1-1 en Avellaneda cuando el árbitro Pedro Argañaraz decidió suspender el partido a los 23 minutos ya que la lluvia torrencial no cesaba y el campo de juego era un peligro para la salud de los futbolistas. En ese breve lapso disputado, la “academia” anotó el primer tanto a los 3 minutos gracias al oportunismo de Diego “el pulpito” Gonzalez. Dos minutos después, Orión, que cada vez que llueve tiene problemas, quiso despejar el balón y se la sirvió en bandeja a Rincón, quien con una buena definición igualó las acciones. El partido pintaba bárbaro pero fue suspendido de forma atinada por el juez al ver que la lluvia no permitía continuar con el normal desarrollo del juego. El resultado quedó totalmente abierto para cuando la AFA decida reanudarlo.

Los goles del partido suspendido a los 23´:

Comentarios

comentarios