FMI exige reforma previsional que incluye subir la edad jubilatoria para las mujeres a 65 años


Como era de esperar, el regreso de la Argentina al Fondo Monetario Internacional (FMI), trae aparejado una serie de exigencias de ajustes por parte del organismo multilateral de crédito, que apunta a destruir los derechos alcanzados en 12 años de gobierno del FpV. Tras la visita de los técnicos de este organismo en noviembre pasado, exigieron al gobierno del presidente Mauricio Macri que la jubilación a mujeres pase de los 60 a los 65 años, se revise la Ley de Movilidad, que otorga 2 aumentos por año a los jubilados, y que se reduzca un 20% la fórmula de cálculo de las nuevas jubilaciones. La respuesta a la exigencia de este intento de próximo ajuste sobre los jubilados y las jubilaciones, la tendrá la sociedad en su conjunto.

El pedido de reforma previsional por parte del FMI, que atrasa los derechos conquistados durante la última década, a los años ´90, se enmarca en la ofensiva desatada por el actual gobierno Nacional, y los organismos multilaterales de crédito, que vuelven a tener protagonismo en nuestro país tras la derrota electora del FpV el año pasado, y la restauración liberal en nuestro país, en cuyo primer año de ejecución de políticas públicas, avanzó como una topadora sobre distintos derechos, y sobre la máxima dignificación del hombre: el trabajo.

 

 

Comentarios

comentarios