Fin de semana largo: el ajuste se notó en el gasto

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

Más argentinos viajaron, pero gastaron un cinco por ciento menos que en la misma fecha del año pasado. La falta de poder adquisitivo hizo que las minivacaciones sean gasoleras.

Más de un millón de personas, de acuerdo al nivel de ocupación hotelera, viajaron durante el fin de semana largo en distintas zonas del país, aunque realizaron “gastos medidos” en el descanso de tres días.

Mientras en las zonas de frontera se formaron filas extensas de vehículos, principalmente entre Misiones, Brasil y Paraguay para comprar mercaderías a bajo precio, el fin de semana largo tendrá una extensión especial de cinco días en Ushuaia por la aplicación de feriados provinciales y municipales.

El desplazamiento de viajeros provocó también un aumento de la actividad en las terminales de ómnibus, aeropuertos y rutas, por lo cual las autoridades agudizaron los controles en transportes, choferes y en la seguridad vial, donde en principio se restringió la circulación de camiones.

En este fin de semana largo, el sexto del año para celebrar el Día de la Diversidad Cultural, el ministerio de Turismo de la Nación calculó que “1.300.000 turistas se movilizaron” por todo el país, lo que a su vez genera un “impacto económico estimado de 2.284 millones de pesos”.
En tanto, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) analizó la actividad comercial en estos días y señaló que “el feriado fue positivo porque se trasladó más gente que en 2015, pero las ventas vinculadas al turismo igual cayeron un 4%, frente al mismo fin de semana del año pasado”.

CAME señaló que este año “las familias fueron muy medidas con sus gastos”. De acuerdo a un relevamiento sobre sus entidades de distintas provincias, la Confederación sostuvo que “la cantidad de viajeros es, en promedio, 3 por ciento superior a la misma fecha año pasado”.

“El dato es muy bueno teniendo en cuenta que el movimiento turístico venía bastante debilitado en el 2016 como consecuencia de los problemas de ingresos de muchas familias”, destacó.

Este año, según la evaluación de CAME, “más personas procuraron viajar pero, en general, tanto los turistas como los excursionistas fueron muy medidos en sus gastos”.

Los reportes de las entidades comerciales y de autoridades de turismo de distintas provincias coincidieron en que la mayor parte de los viajeros se concentraron en localidades bonaerenses, de Córdoba y hubo fuerte presencia en el noroeste del país, Misiones, Entre Ríos, Corrientes y San Carlos de Bariloche.

En ese marco, la mayoría de los destinos turísticos armaron torneos deportivos, festivales, jineteadas, recitales y congresos para sumar el feriado largo a los atractivos naturales de las provincias.

Ante ello, el presidente de la Cámara Argentina de Turismo, Oscar Ghezzi, explicó que los empresarios del sector estaban “optimistas de cara a lo que resta del año y la próxima temporada de verano, para la cual debemos seguir trabajando fuertemente en términos de promoción y creación de productos”.

“Este fin de semana, con la realización de eventos y activaciones en distintos destinos del país, vemos interesantes cifras que siguen contribuyendo a la desestacionalización de la actividad turística”, añadió.

Comentarios

comentarios