El femicidio de Mar del Plata que estremece al país

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

Violaron, drogaron y empalaron a una joven de 16 años. Murió de un paro cardíaco por el dolor.

Matías Farías (23) y Juan Pablo Offidani (41) son los dos detenidos por la muerte de la menor de 16 años que el sábado pasado ingresó sin vida a la sala de emergencia de Playa Serena, en Mar del Plata.

El primero de ellos fue quien –según los médicos- ingresó con la joven en brazos y alegó que estaba inconsciente porque habían consumido cocaína y marihuana.

Los esfuerzos del equipo médico por salvarla no fueron suficientes y los datos arrojados por la autopsia forzaron a lafiscal María Isabel Sánchez a cambiar la carátula por “violación seguida de muerte por suministro de estupefacientes”.

De acuerdo con los peritajes forenses, el cuerpo de la joven presentaba “múltiples escoriaciones, equimosis y signos compatibles con abuso sexual”. Fue a partir de allí que la fiscal dispuso la inmediata detención de los dos sospechosos, cuyas casas fueron allanadas.

De acuerdo con los peritajes forenses, el cuerpo de la joven presentaba “múltiples escoriaciones, equimosis y signos compatibles con abuso sexual”.

En una de las viviendas se secuestraron preservativos utilizados, colillas de cigarrillos, sábanas, frazadas, un vaso, cucharas quemadas, recortes de nylon, una cámara digital, un blíster de Clonazepam, celulares, cartuchos, una balanza electrónica, entre otros objetos valiosos para la investigación. También se requisó un auto donde se encontró una maza de metal, un celular, una mochila, una sustancia blanca (que podría ser cocaína) y marihuana.

En una conferencia de prensa, la funcionaria judicial dijo que a la chica “le dieron mucha cantidad de cocaína”, pero afirmó que no era una consumidora habitual. “La niña fue sometida a los más bajos instintos. La violación no fue únicamente perpetrada con el miembro viril masculino” y descartó que la víctima tenga en su cuerpo signos de haberse querido defender.

Cuando uno de los sospechosos ingresó el sábado, la menor presentaba un paro cardiorrespiratorio y pese a los esfuerzos del personal de la sala, no puedo ser reanimada y falleció. En el lugar se encontraba de guardia el subsecretario de salud municipal, Pablo de la Colina, debido a que el médico de dicho centro barrial de salud había tenido un problema personal.

“Yo mismo realicé las tareas de reanimación, pero la chiquita ya había entrado fallecida”, dijo el funcionario, quien a su vez formalizó la denuncia. En tanto, la fiscal aseveró que los sospechosos continuarán detenidos ya que son investigados por venta ilegal de estupefacientes y violación seguida de muerte. El mayor, Offidani, es hijo de un reconocido escribano de la ciudad balnearia.

Los padres de Lucía Pérez fueron al hotel Sheraton de la ciudad balnearia, donde se realiza el Coloquio IDEA, para intentar hablar con el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano.

“Quiero justicia para mi hija y que los culpables no salgan más de la cárcel”, dijo Marta, la madre y agregó: “La mataron de la peor forma. Murió de dolor. Necesitamos que nos ayuden”.

“Le mandé una carta al Presidente pidiéndole ayuda. Nosotros somos ciudadanos que lo hemos votado. Necesito el apoyo de él”, explicó la mujer, con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada.

Y concluyo: “Luchamos muchos años para formar esta familia y un tipo vino y la destruyó”.

El colectivo de mujeres #NiUnaMenos convocó a un paro nacional de mujeres para el próximo miércoles 19 de octubre: “No es casual que haya sido en Mar del Plata, nosotras conocemos de las complicidades entre la cana, los capangas narcos y la derecha política que usa a los machitos neonazis como fuerza de choque”, denunciaron.

Además, Mar del Plata es la ciudad bonaerense con mayor tasa de homicidios.

Comentarios

comentarios