Este jueves comienza un juicio para criminalizar a los movimientos sociales


El 25 de junio de 2004, la policía de la Comisaría 24 del barrio de la Boca “liberó” la zona y un sicario fusiló al Oso Cisneros, dejando no sólo un mensaje mafioso contra la organización que lideraba.

Este miércoles 19, Borello junto con Luis D´Elía y Alberto Bordón tienen que comparecer en el juicio oral y público de un Tribunal Federal por el tema de la toma de la comisaría de la Boca ocurrida inmediatamente después del asesinato del “Oso” Cisneros

 

¿Cómo pensás afrontar esta circunstancia?

– Creo que es parte de esta embestida contra los movimientos populares, de esta lógica de criminalizar, perseguir, asesinar a los luchadores populares y a las organizaciones sociales y políticas. Ellos saben que para marchar adelante con su proyecto de país, con su modelo político-económico de dominación, van a enfrentarse con la resistencia de nuestro pueblo organizado. Por lo tanto, ese juicio está puesto en un momento muy particular, en un año electoral, donde van a tratar de estigmatizar y criminalizar, como lo vienen haciendo con los distintos presos políticos, Milagro Sala y otros. Esto sucede en una Argentina donde está quebrado el estado de derecho, donde la Justicia es dependiente del poder político de turno. Como tal, el juicio no es a nosotros, sino a la lucha, es un juicio a la dignidad de la pelea, es un juicio al heroico pueblo que todos los días resiste este modelo de dominación. Por eso, intentaremos estar a la altura de la circunstancia. Nosotros en particular desde la Organización Los Pibes creemos que el criterio de éxito no es si alguno de nosotros va preso o no, si no que no vamos a someternos a ser rehenes de ninguna negociación. Intentaremos ser leales y consecuentes con el compromiso de lucha del Oso Cisneros, de Maximiliano Kosteki, de Darío Santillán y de decenas de luchadores. Reivindicamos nuestra actitud de habernos puesto al frente de una pueblada que podría haber terminado en una tragedia. Si no hubiéramos hecho eso no habría sido detenido al asesino, y el Oso no sería un dirigente popular reivindicado como parte de la bandera de todo nuestro pueblo que lucha. Por lo tanto, como tal iremos al juicio, someteremos todo lo que haremos a las decisiones políticas y no solamente a las iniciativas legales que nos planteen los abogados. Somos parte de ese movimiento popular y honramos ese rol de militantes.

 

Lito Borello: “El pueblo está de pie y resiste”

Lito Borello, coordinador nacional de la Organización Social y Política Los Pibes y secretario de Derechos Humanos de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), fue entrevistado en Punto de partida, donde hizo referencia al juicio que afronta por la toma, en 2004, de la Comisaría 24º tras el asesinato de Martín “Oso” Cisneros.

Estaba previsto que el martes 21 de marzo se realizara la primera audiencia del juicio oral y público, sin embargo la misma se suspendió ya que el Tribunal debe analizar el impacto que tendrá en la causa el nuevo Código Procesal Penal. Sobre el proceso judicial, Borello explicó que “la batería de imputaciones se refiere a nuestro pedido de justicia momentos después del asesinato del ‘Oso’ a manos de un sicario que respondía a una Comisaría muy cuestionada en ese momento. Además, hacía varios meses que estábamos denunciando amenazas contra nuestros dirigentes.

La mayoría de los cargos prescribieron, pero la fiscalía consiguió mantener el de coacción agravada. Nuestros abogados sostienen que no hay condiciones para sostener esa acusación pero sabemos que en definitiva no es un juicio a nosotros, sino que intenta ser parte de esta ofensiva contra las organizaciones populares y sus dirigentes. Al mismo tiempo es muy grande el arco político e ideológico de compañeros que van a acompañarnos en este primer día del juicio y estamos muy agradecidos por eso”.

El referente social recordó que “nos pusimos al frente de un reclamo legítimo por el asesinato de un compañero que contó con la complicidad de la Policía que le liberó la zona a Juan Carlos Duarte para que lo matara. No lo hubieran detenido de no ser por este reclamo. Fue condenado a 18 años de cárcel por asesinato, sin embargo hoy está libre por haber cumplido dos tercios de la condena y nosotros estamos en el banquillo de los acusados. Sin la acción de la organizació,n esto hubiera quedado en otro supuesto ‘ajuste de cuentas’ como sufren muchos militantes nuestros en los territorios cuando confrontan con los narcotraficantes y la policía”.

Borello también hizo referencia a la actualidad política latinoamericana y consideró que “sin duda hay un hilo conductor entre las resistencias populares de la década del ’90 y los Gobiernos postneoliberales que aparecieron después. Creo que no se lograron hacer los cambios estructurales para evitar la contraofensiva restauradora que hoy tenemos arriba de la cabeza. Algunos dicen que no había correlación de fuerzas para hacer cambios más profundos pero para mí una cosa va de la mano de la otra, las fuerzas se crean. Estamos en un tiempo formidable donde existe esta contraofensiva, pero también una gran acumulación de conciencia, como se vio en las manifestaciones del 6, 7 y 8 de marzo. Falta generar procesos de organización y unidad para que madure esa acumulación, pero no hay que ser pesimista, el pueblo está de pie y resiste”.(Fuente:resumenlatinoamericano.org)

Comentarios

comentarios

×