Escandaloso caso de violencia institucional en Entre Ríos

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

Una persona fue hospitalizada en Paraná por abuso policial, luego de ser llevado a un descampado por las fuerzas de seguridad. Al otro día de ser dado de alta, los efectivos volvieron a detenerlo ilegalmente, lo golpearon y le destruyeron los medicamentos que tomaba para recuperarse.

Según informa Agenda Abierta, el pasado 3 de octubre una persona en situación de calle que trabaja cuidando y lavando autos fue detenida ilegalmente por las fuerzas de seguridad, quienes además de humillarlo le robaron el poco dinero que tenía encima.

Como el hombre se quejó por ese abuso, los efectivos le respondieron trasladándolo en una patrulla oficial hasta un descampado, donde lo golpearon salvajemente, al punto que debió ser internado en el Hospital San Martín.

La violencia fue tal que la víctima no podía caminar y apenas podía alimentarse.

Cuando por fin tuvo su alta, la Policía volvió a buscarlo; esta vez, le tiraron tierra en la cara, le rompieron su certificado médico y destruyeron todos los medicamentos que le habían recetado para su recuperación.

Este hecho se vincula con el reciente episodio sucedido en la Villa 21-24, que tuvo como víctimas a Ivan y Ezequiel, dos jóvenes militantes de La Garganta Poderosa que fueron brutalmente golpeados, humillados y torturados por la Policía Federal.

El aumento de casos de violencia institucional y gatillo fácil se enmarcan en un nuevo momento político en el que el Gobierno nacional parece haber dado luz verde a las fuerzas policiales para ejercer todo tipo de abuso contra las personas más vulnerables.

 

Comentarios

comentarios