“El paro del 6 tiene que tener una continuidad a través de la coordinación de todas las luchas que se dan hoy”


Por Maximiliano Borches

El secretario general de la Federación Gráfica Bonaerense, y uno de los principales referentes de la Corriente Federal de los Trabajadores-CGT, Héctor “Gringo” Amichetti, dialogó a fondo con IB24, acerca del nuevo escenario que se abre a partir de la convocatoria por parte de la CGT al primer paro general contra las políticas de ajuste y hambre que aplica el gobierno de Mauricio Macri; la necesidad de que esta central obrera convoque a un Comité Federal para establecer como continúa el plan de lucha; el programa que plantea la Corriente; la nueva amenaza por parte del Gobierno nacional de acallar las protestas sociales con mayor represión y las consecuencias que ésta decisión podría causar en un acortamiento del tiempo de mandato del actual gobierno. 

-¿Cómo estima que continuará el plan de lucha contra las políticas de ajuste y hambre del Gobierno nacional a partir del paro convocado finalmente por la CGT para el próximo 6 de abril?

Creo que teniendo en cuenta que la convocatoria a este paro es la expresión que se dio en la contundente movilización del pasado 7 de marzo, que reflejó un rechazo absoluto a las políticas del Gobierno nacional demostrando la crisis productiva que atraviesa el país, en esa medida que paralizará al país por veinticuatro horas, nosotros entendemos que es necesario reunirnos en un Comité Federal de la CGT para establecer como le vamos a dar continuidad, algunos compañeros piensan que tanto la movilización como el paro van a establecer nuevas reglas de juego y el Gobierno llamará a una nueva discusión, nosotros estamos absolutamente convencidos que este Gobierno no está dispuesto a cambiar los ejes centrales de su política, por lo tanto este paro tiene que tener continuidad a través de una coordinación muy fuerte, muy activa, de todas las luchas que se están dando hoy, empezando por la lucha docente que se da en conjunto con las luchas por las paritarias, y fundamentalmente, la idea de que la continuidad del paro se de en las movilizaciones y en ese caso nuevas acciones directas como otros nuevos paros, ¿no?.

Paro nacional de los trabajadores Av 9 de Julio y Belgrano 07/03/17
Foto: Mario Quinteros

-¿El paro general abre un nuevo escenario político en el país?

Yo creo que sí, el mes de marzo en general ha abierto una situación distinta porque ya no hubo expresiones aisladas de pueblo en las calles, sino fuertes concentraciones de las protestas protagonizadas por las grandes mayorías, como esa extraordinaria movilización del día 7, y a través de luchas como la de las paritarias del sector docente, también está demostrando una actitud muy firme por parte de los trabajadores y el pueblo en general por ganar las calles y a defender sus derechos a través de las movilizaciones, revalorizarlas, e interpretar lo que este gobierno está buscando al intentar buscar un desprestigio de estas movilizaciones de los trabajadores para lograr el sometimiento de sus derechos, indudablemente el mes de marzo abre una nueva etapa donde este gobierno empieza a tener dificultades para poder implementar, con la colaboración de algunos sectores, sus políticas.

“Gringo” Amichetti: “Los gobiernos de Macri y Vidal están decididos a confrontar abiertamente con las estructuras que les sirven a los trabajadores para defender sus derechos”

-La gobernadora Vidal amenazó con quitarles la Personería Jurídica a los gremios docentes que están en huelga, ¿esta decisión marca la profundización de un rasgo autoritario de los actuales gobiernos Nacional y Provincial?

Sí, yo creo que éstos gobiernos están decididos a confrontar abiertamente con las estructuras que les sirven a los trabajadores para defender sus derechos, el gobierno no ha tenido ningún prejuicio en señalar que a los convenios colectivos hay que flexibilizarlos, no tiene ningún empacho tampoco en decir que la contención de la inflación es a través de paritarias con techo, donde los salarios de los trabajadores que perdieron el año pasado no tengan chance de ser recuperados, todo esto está ligado también a una política económica que enfría a la Economía y reduce el mercado interno y con esto provoca un efecto muy fuerte sobre la producción nacional y la pérdida de puestos de trabajo, me parece que la valla que impide el avance de todo esto son justamente los sindicatos, como estructuras que históricamente han servido para defender derechos, conquistas laborales, para valorizar el trabajo, que justamente en éstos momentos comienza a ser desvalorizado a partir del peligro que impone la pérdida de puestos laborales, entonces, las organizaciones sindicales son una traba para que ellos puedan avanzar en esa orientación y por lo tanto, como lo demuestran con los docentes, están dispuestos a ir a una confrontación abierta par en todo caso tratar de fragmentar negociando con algunos y enfrentando a otros.

-En este escenario la Corriente Federal de los Trabajadores viene teniendo un protagonismo destacado, incluso desde lo programático a partir de los 26 puntos que presentaron el año pasado, ¿cómo analiza el posicionamiento de la Corriente a partir de este nuevo escenario que se abre a partir de la convocatoria al paro general?

Creo que el valor más importante de la Corriente es el de haber presentado un programa para que sea tomado por la CGT, porque nos parece que precisamente por lo que veníamos hablando, la defensa de las conquistas están ligadas  a una estructura organizativa, histórica del movimiento obrero, y el mayor grado de esa organización está dado en torno a la CGT, pero una CGT fuerte es una CGT que tiene programa donde los trabajadores estamos unidos por nuestros dirigentes y nuestras propias organizaciones en función a un proyecto de sociedad, de país y eso es lo que reflejan los 26 puntos de la Corriente, y por eso insistimos en que es necesario que para la CGT es muy importante para su fortaleza apoyarse en un programa que unidad con los trabajadores, como este programa tiene basamento histórico en experiencias muy ricas del movimiento obrero que ha vivido a lo largo de décadas, nos posiciona también sobre cual es nuestra actitud con respecto al proyecto que tiene el gobierno, es decir, si el proyecto del gobierno tuviera algún punto de contacto con lo que nosotros planteamos habría margen para aplicar una metodología distinta que la confrontación, pero lamentablemente todo lo que nosotros proponemos en estos puntos programáticos es opuesto a la visión que el gobierno tiene de la economía y la política social, entonces por eso es muy importante para nosotros seguir insistiendo en que la unidad del movimiento obrero se tiene que dar a través de un programa.

“Cuando crece la protesta social, producto de los ataques que están haciendo el gobierno sobre los derechos de los trabajadores, no hay otra manera de frenarla que no sea a través de una acción represiva”

-Por último, como resultado del crecimiento de la conflictividad social en nuestro país, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich volvió a amenazar con instalar el llamado “protocolo de seguridad” que el año pasado no pudieron imponer, ¿este anuncio abre las puertas a una etapa de mayor represión a la protesta social?

Yo creo que la intensión es esa, porque indudablemente cuando crece la protesta social, producto de los ataques que están haciendo el gobierno sobre los derechos del pueblo, no hay otra manera de frenarla que no sea a través de una acción represiva, cuando estos planes económicos como los que lleva adelante este gobierno fueron aplicado en dictadura no hubo ningún problema, hoy están en un serio problema, es decir, que los que originan la protesta social, las masivas movilizaciones, las luchas, por más que quieran darle una interpretación política, indudablemente es algo que están generando ellos por sus políticas agresivas, por lo tanto la contradicción que van a tener es que van a ser un gobierno democrático, votado por el pueblo, en la medida que quieran frenar esas luchas del pueblo con acciones represivas les va a quitar legitimidad a su propio gobierno e irán quitándole legitimidad a su propio gobierno porque evidentemente irán acortando la expectativas de éxito de sus políticas, por lo tanto yo estoy convencido que esta etapa es contradictoria en ese sentido porque la protesta social continuará creciendo y la única manera de frenarla va a ser con una acción represiva, pero también tendrán que pensar claramente si están dispuestos a seguir sosteniendo que son una democracia porque si van a actuar de esa manera van a perder legitimidad y van a acotar sus tiempos.

Ver Nota: 

Comentarios

comentarios

×