El discurso de la Presidenta en el recinto de Naciones Unidas fue “brillante”


“Brillante la Presidenta de todos los argentinos, por la paz y la justicia mundial, sin resignar la dignidad argentina. Un orgullo”, expresó esta tarde el mandatario en su cuenta de twitter.

Urribarri resaltó el rol ejemplar de la Argentina: “La postura argentina que expuso nuestra Presidenta es la que representa a todo el mundo en desarrollo”, dijo y agregó que “hoy, más que nunca, es imprescindible sostener las políticas de inclusión social y de distribución equitativa de la riqueza y el ingreso e impedir cualquier iniciativa de ajuste sobre estos derechos”.

El mandatario insistió en que “es necesario acordar, sostener y defender un acuerdo patriótico y democrático como un Nunca Más para la defensa de la Democracia Argentina”.

“Debemos comprometernos todas y todos a sostener el rol prioritario del Estado como ente regulador de la economía y promotor de un proyecto de desarrollo productivo nacional con inclusión social y distribución justa de la riqueza”.

Añadió que, “a su vez, el Estado debe ser un ente de control y garante de los derechos ciudadanos y sociales conquistados y promotor de la ampliación de los mismos”.

“Debemos asegurar la unidad de todos los argentinos por sobre cualquier coyuntura crítica que atraviese el país”, remarcó.

En ese sentido, afirmó que “Cristina fue más clara que nunca. No debemos renunciar en ningún plano al ejercicio de la soberanía política plena del Estado Nacional argentino, a la Constitución ni a la legislación nacional”.

“Los fondos buitre quieren ponernos de rodillas, quieren hacer escarmentar a la Argentina y mandar un mensaje al mundo en desarrollo de que no hay que animarse a reestructurar la deuda, pero tenemos una Presidenta que se planta ante los capitales financieros y le demuestra al mundo que se puede resistir a la extorsión”, finalizó Urribarri.

Por su parte el diputado nacional Jorge Rivas señaló que las palabras que pronunció Cristina Fernández de Kirchner ante la Asamblea General y ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en Nueva York, fueron “claras, precisas y valientes”.

“En la ciudad símbolo del capital financiero internacional, en el país que se erige en el campeón de la lucha contra el terrorismo, ella se atrevió a calificar como terroristas precisamente a los especuladores que esa ciudad y ese país protegen”, aseveró.

Y concluyó: “No conforme con eso, Cristina se permitió enjuiciar a las potencias que llevan hoy la guerra a castigadas regiones de Oriente Medio, y abogar también por la causa palestina, en un ejemplo notable de independencia política y de consecuencia en la defensa de los derechos de los pueblos”.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×