E.UU. pagará por un muro fronterizo con México difícil de escalar y “estéticamente agradable”


En el borrador presupuestario enviado al Congreso, el jefe de la Casa Blanca solicitó 4.100 millones de dólares para el proyecto. El mandatario estadounidense ha insistido que exigir a México que asuma el coste del proyecto, pero las autoridades mexicanas lo han rechazado.

Ante esa situación, Trump dijo que su país pagará por el muro y luego buscará la forma de que México reembolse lo que cueste. Según algunos medios, existen al menos 600 empresas interesadas en construir el muro de Trump.

En el documento se especifica que las dos caras de la valla fronteriza serán algo diferentes. “La cara norte del muro debe ser agradable estéticamente en color, textura antiescaladas, etcétera, para ser consistente con el ambiente general que lo rodea”, señala. Las condiciones incluyen que se debe utilizar materiales estadounidenses para la construcción y que el lado sur del muro, el que dará hacia México, debe ser imposible de escalar y resistir intentos de demolición. El gobierno estadounidense añadió que el polémico muro debe tener una altura entre 5,4 y 9,1 metros y diseños que hagan imposible perforar de forma subterránea. “El diseño del muro debe ser físicamente de una altura imponente”, agrega el portal Pàgina/12

La construcción del muro, una de las propuestas bandera del presidente Donald Trump cuando era candidato a la presidencia, tiene como objetivo reforzar la seguridad y evitar el paso de migrantes a través de los más de tres mil kilómetros de frontera que comparten México y Estados Unidos. Durante su campaña electoral, Trump prometió que obligaría a México a pagar la construcción de la valla, pero el gobierno mexicano se negó rotundamente a hacerlo, lo que tensó las relaciones entre ambos países.

“La primera victoria es nuestra”, agregó Ramírez, presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores de México, quien estuvo en la capital norteamericana en una reunión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. “Hay republicanos y demócratas que no van a aprobar eso. Tenemos esperanzas bien fundadas“, afirmó.

 

Comentarios

comentarios