El divorcio de Angelia Jolie y Brad Pitt tendría razones poderosas

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

Un tema de pertenencia a sectas estaría detrás de una crisis en Hollywood. Escribe Nicanor Zambrano

Hollywood no cree en lágrimas

   Según el sitio español de noticias, lainformación.com, la pertenencia de Angelina Joli a la secta los Illuminati llevó a la ruptura de su matrimonio con Brad Pitt. Angelina incluso, grabó a los 23 años un video en el que reconocía su inclusión en el grupo y su participación en sus rituales. La revelación sobre la separación tiene ahora un dato que puede explicarse a partir de vínculo de la Jolie con una secta a la que se adjudican vinculaciones al poder corporativo mundial. Y eso es lo que sugiera la nota de Ana Domingo en dicho sitio, titulada “La Secta de los Illuminati podría ser el motivo de la ruptura de Pitt y Jolie”.  Entre los ritos que se adjudican a la actriz, se señala uno que consistió en sacrificar una serpiente en su iniciación. La publicación señala que su fuente es el  Head Lines & global news. La secta cobró relevancia mundial  a raíz de lo escrito por Dan Brown  en su libro “El Código Da Vinci”. Ese medio asegura que Brad Pitt se relacionó a los Illuminati sin alcanzar un compromiso como el de su esposa.

   Hay quienes aseguran que los Illuminati son la sociedad secreta más poderosa del mundo y que se identificó con la Ilustración que trajo consigo a la corriente del iluminismo. Desde el iluminismo, conjeturan acabaron con monarquías que, como la Revolución Francesa de 1879, detenían lo que ellos consideraban como el progreso social e intelectual de las sociedades europeas de la época. Dicen en la nota que consideran a la gente como ignorante y estúpida por naturaleza y en cambio, ellos – los Illuminati- constituyen una élite ilustrada que se expresaría en democracia. Se comentan en círculos de los EE.UU que también el presidente Barack Obama, Lady Gaga, Rihanna, y otros ricos y famosos pertenecen a la secta para estar en el pináculo del éxito y el poder casi absolutos. Medios de Estados Unidos están seguros que Joli está unida a la secta y eso la llevó a decidir disolver su matrimonio, cosa que no quería Brad Pitt. Sostiene Ana Domingo en lainformación.com que “Se llega incluso a afirmar que la escena del avión y la discusión con su hijo mayor Madoxx, el detonante de la separación del matrimonio, fue sólo una tapadera para dar una razón. Jolie se habría arrepentido de paso que dio, tal vez influida por voceros de la secta de ricos y famosos, pero al parecer nada ha cambiado hasta el momento.

  La ruptura matrimonial de la pareja más difundida de Hollywood tomó un cariz diferente cuando apareció el vínculo de Angelina con  los Illuminati.

También esto indica que toda fama en Hollywood es también “puro cuento” puesto que actúa sobre ella, el entorno corporativo, los lazos de poder y la oscuridad de ciertas organizaciones que tienen poder sobre artistas que aparecen como liberados de relaciones con los mismos.

De Baviera al poder mundial

  Los Illuminati fueron creados por el catedrático alemán de derecho canónico Adam Weishaupt, la noche del 31 de mayo de 1776 en bosque de Baviera, Alemania. Weishaupt había sido sacerdote jesuita, orden de la que fue expulsado por sus prácticas al margen de la misma, uniendo elementos de la masonería con rosacruces. Creó la pirámide abierta con un ojo abierto que “todo lo ve” y tenía como objetivo la aniquilación de la monarquía, abolición de la propiedad, la herencia, eliminación del concepto de familia y prohibición de la religión. Weishaupt se hacía llamar Spartacus, por Espartaco. Rapidamente se extienderon a otros países como una suerte de masonería y se hicieron fuertes también en Estados Unidos. En 1785 se constituyó la Logia Colombia de la Orden de los Illuminati de Nueva York y se integraron hasta Franklin Delano Roosvelt, Thomas Jefferson y otros. Allí se mantuvieron hasta el presente donde se destaca la Gran Lodge Rockefeller, alejadas de la base de Weishaupt. En años recientes, se vincula a la orden con el Nuevo Orden Mundial y al grupo Bilderberg, que se lanzó en 1954, y que se supone el mayor de todos en la corporación mundial del poder. Justamente, David Rockefeller fue uno de sus inspiradores junto al rey Bernardo de Holanda, abuelo del actual rey Alberto y lo integran Henry Kissinger, Bill Clinton, Tony Blair, Felipe González, Rodrigo Rato, Esperanza Aguirre.

   En 2003, la revista The Economist aseguró en un artículo de hace tres años que los más importantes líderes gubernamentales estuvieron en una reunión del Club Bilderberg antes de llegar a sus cargos, entre ellos Bill Clinton y Tony Blair, o el ex secretario de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer. Ese mismo año, la cumbre del Club de Bilderberg se realizó en el Hotel Trianon Park de Versalles (Francia), y entre los invitados de ese año se mencionó a los presidentes de France Telecom, Coca-Cola y “The Wall Street Journal”, el consejero de Relaciones Públicas de Tony Blair, el primer ministro de Dinamarca, funcionarios de la administración de George Bush como Richard Perle y Paul Wolfowitz, y el ex presidente francés Valery Giscard D’Estaing.

   Muchas veces se ha dicho que existe un rastro de paranoia el señalar estas organizaciones que aparentemente sostienen el poder en el planeta, y también, pensadores como Platon han advertido una y otra vez que “El precio que paga un hombre bueno por ser indiferente a los asuntos públicos es ser gobernado por hombres malvados.”. No es menos cierto que siempre serán los lectores los que tengan la última palabra.

Comentarios

comentarios