“Dirigentes sociales, peronistas, kirchneristas y de la CGT nos reunimos con perspectiva de futuro”

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

Por Maximiliano Borches

En el marco del Congreso Nacional del Movimiento Evita que se desarrolló en La Plata, se reunieron distintos referentes del peronismo como Felipe Sola, Juan Manuel Abal Medina y los intendentes Verónica Magario y Gabriel Katopodis, entre otros. por este motivo, IB24 dialogó con el diputado nacional y referente nacional de ese movimiento político, Leonardo Grosso, quien brindó detalles del mismo.

-¿Cómo fue el desarrollo del Congreso nacional del Movimiento Evita en La Plata?

Este fue el quinto Congreso que hacemos del Movimiento Evita, nosotros hacemos un Congreso nacional cada dos años y este año cumplimos diez años, y lo organizamos con el lema “Techo, Tierra y Trabajo”, hay más de dos mil delegados y delegadas del Movimiento Evita de todas las provincias del país y la Capital Federal. Fueron tres días, hoy hubo distintos debates con paneles de ejes de trabajo y mañana se discutirá un documento nacional que venimos desarrollando hace ya seis meses.

-¿Con las presencias hoy de Katopodis, Magario, y básicamente de Felipe Sola, es viable pensar que este Congreso también sirvió para acercar, y unificar en lo posible, al peronismo?

Por supuesto que la posibilidad de construir una alternativa política a Macri desde el peronismo es un anhelo que tenemos como Movimiento Evita, también, sin dudas, y por eso la presencia de éstos compañeros y compañeras y por esta discusión con dirigentes con los cuales venimos transitando distintas experiencias a lo largo de estos diez años.

Leonardo Grosso: “La Ley de Emergencia Social es una herramienta que le estamos poniendo en las manos al Gobierno nacional que tanto desastre ha hecho en los sectores más humildes. Hoy tiene la oportunidad de recoger ese guante

-¿Ves viable el desarrollo de esta construcción política con éstos referentes?

Es viable porque hay un espacio en la Argentina que tiene que ver con el peronismo y con la necesidad de construir un alternativa a Macri, que se lleva puestos los derechos de las mayorías populares. Esto no es un armado electoral, es un Congreso Nacional del Movimiento Evita, donde dirigentes del peronismo, del kirchnerismo, de los movimientos sociales y de la CGT, nos reunimos para debatir entre compañeros como vemos lo que está pasando en la Argentina hoy, y como vemos que se empiezan a constituir las perspectivas de futuro.

-La CTEP viene teniendo un importante protagonismo en los barrios del conurbano bonaerense, ¿como analizás que se presentará la coyuntura a fines de este año?

La CTEP está en todo el país y se viene constituyendo como una de las herramientas gremiales para los trabajadores de la economía popular , y desde ahí nosotros venimos desarrollando una alianza estratégica con Barrios de Pie y la CCC y desde ahí con la CGT, y este viernes 18 de noviembre vamos a movilizarnos convocando en conjunto con la CGT al Congreso de la Nación para que se sancione la Ley de Emergencia Social, porque éstos once meses de gobierno de Macri fueron muy complicados para los sectores populares y por lo tanto hay que declarar la emergencia social y lograr una política de shock redistributivo sobre los sectores populares. Es una herramienta que le estamos poniendo en las manos al Gobierno nacional que tanto desastre ha hecho en los sectores más humildes a partir de sus políticas económicas, y que hoy tiene una oportunidad que es recoger este guante que desde este lado de la oposición venimos construyendo para poder ayudar a los sectores que han sido fuertemente golpeados.

-¿Ves que haya un crecimiento de la tensión social poco más de un mes de llegar a fin de año?

No, lo que entiendo es que hay un crecimiento de la pobreza y de la emergencia social y de la situación de exclusión de millones de argentinos a partir de la política económica, pero no creo que esto se traduzca en tensión porque en realidad lo que sucede también en Argentina es que hay un colchón social muy grande que tiene que ver con lo que Macri llama la “pesada herencia”, que para nosotros es la “bendita herencia”, que fue la política distributiva que tuvo el kirchnerismo en los últimos doce años. Ese colchón social que quedó en la Argentina, hoy a Macri lo viene ayudando mucho para que no haya ningún tipo de desborde.

Comentarios

comentarios