Despidos y suspensiones en Ferrum, FV y Nevares

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

A partir del 19 de diciembre, los casi 500 empleados de Ferrum deberán tomarse sus vacaciones, y posteriormente serán suspendidos en sus puestos de trabajo, por lo menos hasta fin de enero. En tanto la fábrica de griferías FV, implementará ocho días de suspensión en diciembre, con pago proporcional de sueldo al 85 por ciento. En Luján, Nevares despidió a 60 trabajadores.

La firma pretende pagar tan sólo la mitad de lo correspondiente, en tanto el sindicato de Ceramistas, Sanitarios, Porcelana de Mesa (OSPECESA), reclama que se abone al menos un 75 por ciento del salario, según publicó en su portal Resumen de Pilar.

Es que si bien todos los años la fábrica da vacaciones a todos sus empleados al mismo tiempo, durante el mes de enero, en esta oportunidad no solo se adelantarán, sino que es la primera vez en varios años que se juntan con suspensiones, lo cual genera la incertidumbre y la preocupación de quienes se ven afectados por la medida.

Cabe señalar que, debido a la baja en la producción que afecta a la industria, este año Ferrum ya despidió a 180 operarios, luego de haber decidido apagar un horno.

En cuanto a la fábrica de griferías FV, se supo que implementará ocho días de suspensión en diciembre, con pago proporcional de sueldo al 85 por ciento. En enero se sumarán otros cinco días, en tanto en febrero se darán las vacaciones, y no se descartan suspensiones también para marzo, con menor pago del salario.

Por su parte, los 60 trabajadores despedidos de la fábrica Nevares, ubicada en Carlos Keen, partido de Luján, llegaron a un principio de acuerdo con el responsable de la firma, quien se comprometió a abonarles el aguinaldo, las vacaciones y volver a contratarlos a fines de enero.

Así lo confirmaron los propios empleados a EL CIVISMO Digital, quienes este martes habían iniciado una protesta con bloqueo de la fábrica ante la inesperada ola de despidos que incluyó a 60 trabajadores (20 por cada turno).

Luego, un grupo de los despedidos –acompañado por el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA)- se dirigió a la localidad de Tortuguitas, donde se encuentra una planta de la empresa Compañía Americana de Alimentos. Allí lograron reunirse con el dueño de la firma, quien les reconoció que “los despidos se debieron a una baja fuerte en la producción”. (InfoGEI)

Comentarios

comentarios