Despiden a un trabajador por hablar con el sindicato


ATILRA debió reclamar por el despido de un empleado que se acercó al gremio para pedir ayuda en busca de que se regularice la situación de los trabajadores.

Héber Ríos, secretario general de ATILRA (Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea de la República Argentina) en General Rodríguez, relató en Punto de partida la situación que se vive en Lácteos MePi, empresa ubicada en la ciudad de Luján, donde se desató un conflicto sindical como consecuencia del despido del empleado Eduardo Martín, de 53 años de edad.

Ríos explicó que “nos tuvimos que hacer presentes cuando la empresa despidió al compañero por haberse acercado a la organización gremial a pedir acompañamiento para que se regularice su situación y la de otros. Tiene 24 años de servicio en esta empresa, tiene una discapacidad motriz y nunca trabajó en blanco, ni bajo convenio colectivo de trabajo ni ningún otro tipo de registro. Totalmente en negro. Ante esta situación, junto al Ministerio de Trabajo, hicimos una inspección que constató la irregularidad. La empresa comenzó negociaciones para solucionar el problema pero, en medio de la negociación, le informó a Martín que sería despedido por, palabra más, palabra menos, hacer intervenir al sindicato”.

El entrevistado detalló que el conflicto comenzó “el miércoles 1 de febrero. En una asamblea se decidió llevar adelante una huelga solidaria hasta que los patrones regularicen la situación. El jueves tuvimos una audiencia en la sede local del Ministerio de Trabajo, en la que la empresa desconoció la relación laboral con el compañero y ofreció una indemnización que se rechazó, porque al ser un compañero con las características que mencioné, cualquier oferta es insuficiente  ya que no podría reinsertarse en el mercado laboral. Al mismo tiempo se amenazó con despidos a los demás trabajadores en caso de no levantar la huelga, pero hasta ahora no cedieron porque entienden que más temprano que tarde con este precedente a ellos les puede tocar una situación similar”.

Ríos adelantó que el gremio “no va a esperar que haya despidos de miles de personas para actuar. El martes, ATILRA se va a movilizar en todo el país por este conflicto y por todos los sectores de la región de Luján que están pasando situaciones similares.

Vamos a reclamarle al Intendente que tome cartas en el asunto y que el Ministerio de Trabajo tome la actitud que corresponde en defensa del trabajador. La marcha va a ser desde la Basílica de Luján hasta la Municipalidad, donde vamos a entregar el petitorio a las autoridades y después vamos a ir al Ministerio para hacer sentir el malestar que se está viendo en toda la zona”.

Por último Ríos se refirió al situación general del sector y afirmó que “otras ramas están sintiendo los mismos efectos  a causa de la política económica actual. Cuando hablo del sector me refiero al primario, al industrial y a los trabajadores.

Se están cerrando tambos todos los días, los fabricantes le piden al Gobierno una política diferente, no tienen respuesta y los trabajadores nos vemos atacados por una política que privilegia solo a los poderosos”.

Comentarios

comentarios

×