“Descubro a Néstor a partir del odio que empezaron a tenerle los que tenía enfrente, ahí me enganché”

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

Rubén Enrique “Dady” Brieva, es un reconocido peronista, afamado actor y conductor, y ex integrante del grupo “Midachi”. También sumó su testimonio a IB24, a través de una conversación que mantuvo con el director de este medio, Ignacio Campos, en el marco del homenaje que realizamos a seis años del fallecimiento de Néstor Kirchner. 

-¿Qué pensabas en el 2003 cuando Néstor Kirchner asume como presidente?

Yo no fui un “lupinero” de la primera hora, en realidad anestesié mi corazón cuando en los setenta prometimos un mundo mejor y no lo pudimos lograr, entonces como buen “viejo choto” pensé: no me enamoro más, y me enamoré de mi mujer y gasté las balas ahí en el 2003, así que la política la había dejado medio de lado, pero siempre reivindicando a Perón. Al principio veía que los Kirchner no cantaban la Marcha, estaban como medio reticentes con Perón, y me lo perdí, como un pelotudo me lo perdí, la verdad que me enamoré tarde. Fui un guardavidas que llegue a la ciudad turística en marzo.

Dady Brieva: “Cuando vi que los pibes se emocionaban y hacían la “V”, y lloraban y se apasionaban, pensé: lo que hizo este tipo…”

-¿Y cuándo lo descubrís a Néstor?

Lo descubro a partir del odio que empezó a generar en el enemigo, ¿viste?, eso más me llamó la atención, me dije: si los de enfrente odian tanto, me hacía acordar al decreto 4161 (Prohibición de la palabra Perón y todos los símbolos peronistas tras el golpe de 1955. N.E), y entonces ahí pensé que estaba en el lugar correcto, y ahí me enganché. Pensá que yo me saqué una foto con Cristina la semana antes que se vaya. Lo que más me llamaba la atención era esa relación que Néstor había armado con la juventud; los embrujó, les rompió la cabeza. Viste que uno cuando se vuelve más grande se pone medio tanguero, ¿no?, y te ponés en pelotudo y decís cosas como “pibe vos no sabés nada, cuando yo…”, y cuando vi que los pibes se emocionaban y hacían la “V”, y lloraban y se apasionaban, pensé: lo que hizo este tipo…volvió lo mejor de los ´70, pensé.

-¿Sentías que volvía la utopía?

Claro, pero ya te digo, me hubiese gustado haber estado desde el comienzo, en 2003, pero bueno, estuve en otros comienzos y éste me lo perdí…Y esta última vez que fui a Río Gallegos, me encontré a un tipo que me llamó mucho la atención porque me dijo: Yo estuve en las primeras reuniones cuando Néstor era abogado de un lugar de Mercedes Benz, y yo trabajaba ahí, y un día me dijo Néstor que lo acompañe a una reunión que vamos a hablar, vamos a ver si vamos por la intendencia, y después por la gobernación y haber si más adelante puedo ser presidente, y el tipo me dijo que se entró a cagar de risa,y Néstor le dijo que siempre se va de lo chiquito a lo más grande. Esto se lo conté a Cristina. Yo ahí pensé que los tipos que son visionarios y se adelantan en sus tiempos cuando ven cosas que el resto no ve, se terminan inmolando muchas veces.

-¿Si tuvieras que elegir una imagen o pintar un cuadro que definiera a Néstor, cómo lo harías?

Mirá yo lo vi una vez sola, cuando hacia “Agrandaditos”, que fui a la Casa Rosada, nos dimos las manos, y no lo vía nunca más. Las imágenes más fuertes que tengo de él es la del abrazo con Cristina, cuando se corta la frente, y él con mocasines y el saco desprendido, esas son las fotos que tengo de él.

– ¿Que le dirías a los que están en frente, del otro lado de Néstor?

No se puede enseñar a sentir, nunca perdería el tiempo en una batalla perdidas que es hacerle entender al otro lo que es el peronismo, el kirchnerismo, me parece que no lo entenderían.

-Por último Dady, ¿cuál es tu sensación de hacia donde vamos como sociedad, como país, con el actual gobierno?

Yo veo que el argentino es básicamente peronista, por eso siempre vuelve, creo que es cíclico, la gente se desencanta y después vuelve, como esos amores contrariados, ¿viste?, creo que todo argentino tiene un peronista adentro, aún con aquello que odia del peronismo, se acerca al peronismo en el amor y en el odio y me parece que el peronismo une todas esas cosas, y cero que todo es cuestión de tiempo para que el peronismo, el kirchnerismo, vuelva, así como el flaco un día dijo que iba a ser presidente, todo pasa. No me imagino una mesa en la que se esté armando y no esté a la cabeza Cristina y todos los que pertenecen al movimiento peronista.

IC

Comentarios

comentarios