De la Sota le sacó el vaso de leche a dos mil niños pobres de la provincia


Desde el jueves, 23 comedores y centros comunitarios de la ciudad de Córdoba, donde diariamente reciben sus meriendas dos mil niños, cerraron sus puertas por falta de alimentos.

“Con mucho dolor tenemos que informar el cierre de las copas de leche”, dijo al diario La Mañana de Cordoba, Silvia Quevedo, vecina del barrio y miembro de la organización Barrios de Pie que trabajaba en uno de dichos espacios barriales.

“Hoy tenemos dos cajas de leche para dos mil niños”, expuso la mujer sobre la problemática que afrontan y culpó por esta situación al gobernador José Manuel de la Sota, quien “por la falta de actualización de los programas sociales de su gobierno y el permanente retraso en su cumplimiento”.

Silvia informó, en este sentido, que por niño “la Provincia destina sólo 4,1 pesos, mucho menos de lo que se necesita para una merienda saludable y nutritiva” ya que de acuerdo a los nutricionistas consultados por la organización “cuesta en promedio $ 6,25 pudiendo llegar a costar hasta $ 9,30”, para conformar un presupuesto que incluye te, leche, azúcar, pan, mermelada y fruta.

Además, los vecinos que sostienen los comedores destacaron que el dinero que aporta el gobierno alcanza para cubrir el 66% de la merienda nutritiva. “A esto hay que agregar que no todas las copas de leche son incluidas en los programas sociales, y que se reconocen en promedio 25 raciones, cuando en la realidad se asisten entre 60 y 120 chicos por centro”, explicó.

Por otra parte, la referente denunció que la demanda en los últimos meses “aumentó considerablemente, ya que en los barrios que comenzaron con 50 niños a esta altura se habían sumado más de 240”, por lo que realizan diversos reclamos desde febrero de este año y no descartan -de persistir esta situación- definir nuevas medidas a tomar.

Desde la organización remarcaron que la Provincia cuenta “con una de las tasas de inflación más alta, con el mayor índice de desempleo y con un 41% de niños y adolescentes pobres, hijos de esta gestión que gobierna la provincia desde hace 14 años”.

“Esta situación ha sido reconocida por el gobernador José Manuel de la Sota y su ministro de Desarrollo Social, Daniel Passerini, en declaraciones a la prensa. Sin embargo, la preocupación del gobernador no se traduce a la política social de su gobierno. Mientras gasta millones de pesos en su campaña presidencial los presupuestos de los programas sociales no sólo no se actualizan sino que se subejecutan”, añadieron.

InfoGEI Especial para Infobaires24

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×