Daniela Bambill: “Las corporaciones y su miedo a la Muñeca Brava”


Daniela Bambill Ante la estupidez editorializada de Lanata en su programa de ayer, podríamos sencillamente evitar comentarios. La flacidez argumentativa de su “informe periodístico” es un insulto a la inteligencia de cualquier telespectador con un par de neuronas activas.

Lo cierto es que este sicario de la mentira, arma preferida de las corporaciones para sojuzgar y desclasar pueblos, sigue operando políticamente desde la subestimación soez de su destinatario.

Veamos. La Matanza es el distrito más grande del país, está ordenado en este caos en el que han convertido a la Patria los CEO’s, Verónica Magario es una dirigente con proyección concreta y hoy por hoy para la mayoría de los peronistas de la Provincia de Buenos Aires, la garantía de recambio generacional.

El sicario del micrófono escatológico ha mostrado a sus funcionarios como malhechores refugiados en el Far West, el principal argumento que dieron los dos testigos de la nota, un concejal del Frente Renovador y Toty Flores, el aliado de Elisa Carrió y suegro del preso por narcotráfico, fue que los funcionarios no viven en La Matanza.

La primera pregunta que le surge a esta servidora es: ¿La Gobernadora Vidal vivió alguna vez en la Provincia de Buenos Aires? La respuesta es sí, desde hace unos meses que se ha mudado de su lugar en el mundo, un barrio paquete de Capital Federal a una base militar de Morón, preocupada por la “inseguridad” en la Provincia que ella gobierna y con la seguridad ciudadana a su cargo.

Paradojas del destino, tal vez, o tal vez producto de sus ataques de pánico y su impericia para ejercer el gobierno en la Provincia más grande del país. Sigamos.

Desde la lógica del verborrágico violento, otra pregunta surge: ¿En un gobierno nacional, los ministros y funcionarios deben vivir en todo el territorio de la Nación un día en cada Pueblo para garantizar una buena gestión? La respuesta evidentemente es NO.

El lector se preguntará por qué tantos argumentos estultos…. No cabe otro análisis al “informe escandaloso” lleno de pruebas “contundentes” contra quien se perfila como una dirigente fuerte hacia la etapa que se viene.

La realidad es que para el gobierno nacional y provincial, La Matanza es un escollo a vencer de cara a sus objetivos electorales.

Utilizando las mismas herramientas que usaron para ganar las elecciones presidenciales pasadas intentan minar cualquier resquicio de reconstrucción del peronismo provincial.

Menuda tarea tienen los fabricantes de materia fecal para el consumo diario frente a una realidad cada vez más hostil y desesperanzadora.

En el conurbano bonaerense se respira aire viciado de violencia cotidiana, una violencia que no va de la mano de pibes con gorrita y revólveres robando celulares, la violencia que se respira es el producto de las políticas más brutales e indolentes desde la recuperación democrática.

El hambre y la desocupación no se sacian con mentiras editorializadas y ante una realidad concreta y asfixiante las operaciones berretas del sicario y sus secuaces resultan una muestra grotesca de la preocupación de las corporaciones ante la posibilidad que Heidi quede desplazada por la Muñeca Brava y la Provincia de Buenos Aires es sin lugar a dudas el territorio en disputa más importante para la continuidad o la caída del régimen.

Han comenzado a abrir la Caja de Pandora y los bonaerenses no somos un hueso duro de roer. Los peronistas del conurbano, muchísimo menos.

La materia fecal producida para el consumo diario será deglutida por el sicario y sus mentores más temprano que tarde. Porque los Pueblos pueden confundirse con globos y espejitos de colores una vez cada muchos años.

El reloj comenzó su cuenta regresiva. Solo es cuestión de tiempo.

Comentarios

comentarios