Con la mirada puesta en el 2017, Carrió denuncia a tres funcionarios del ministro Aranguren

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

La Alianza Cambiemos presenta desde hace un año un cínico juego de “transparencia de gestión”, ocultando a la vez los grandes negociados del primo presidencial Ángelo Calcaterra y de los 22 funcionarios -entre ellos el propio presidente Mauricio Macri y su otro primo, el intendente de Vicente López, Jorge Macri– implicados en el caso de lavado de dinero y no pago al Fisco, conocido como “Panamá Papers”. Por este motivo, para presentar “transparencia y honestidad”, las espadas del gobierno no tienen reparo en “entregar” a funcionarios de segundas y terceras líneas del actual gobierno de CEO´s, y por ello, con la intensión de consolidarse como candidata a Senadora para 2017, la diputada Elisa Carrió, denunció a tres funcionarios del Ministerio de Energía a cargo de Juan José Aranguren, por presuntas “negociaciones incompatibles con la función pública”.

La denunciada presentada al juez Claudio Bonadio, por parte de la diputada de la Coalición Cívica, e integrante de la Alianza Cambiemos, Elisa Carrió, es por “presuntas negociaciones incompatibles con la función pública” de tres secretarios del Ministerio de Energía, a cargo de Juan José Aranguren, que se encuentra en cuarteles de invierno por decisión presidencial y ya no aparece en los medios como lo venía haciendo, luego de los brutales tarifazos.

Los denunciados son el secretario de Recursos Hidrocarburíferos, José Luís Sureda; el subsecretario de Refinación y Comercialización, Pablo Popik, y el director nacional de Gas Licuado de Petróleo, Luís Barile. 

La diputada Carrió, a fin de consolidar su postulación a Senadora en 2017,  pidió que se investigue a tres funcionarios del Ministerio de Energía por supuestas “operaciones vinculadas a empresas de las que fueron parte”, pero no dijo ni dice una palabra sobre la compra de gas a Shell en Chile, ordenada por el ex CEO de esa petrolera Anglo-Holandesa, que ahora es ministro de Energía, Juan José Aranguren, del que se pagó un 128% más caro que el comprado a Bolivia

La diputada pidió que se investigue si los tres pudieron haber firmado resoluciones, hecho gestiones o haberse interesado de manera personal “en operaciones vinculadas a empresas de las que fueron parte”. Lo curioso, es que Carrió, en ningún momento del año dudó, tampoco ahora, sobre el propio Juan José Aranguren ex CEO de la petrolera Anglo-Holandesa Shell, a quien le compró gas de su subsidiaria a Chile, pagando un 128% más caro que el que se le compraba a Bolivia.

Comentarios

comentarios