Con la aprobación de la ley de infiltración policial indiscriminada se legitima la represión

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

El Senado de la Nación aprobó en los últimos días la ley de infiltración policial indiscriminada, una peligrosa herramienta legal que en la práctica legitima la represión, el control social y brinda mayor poder de fuego a las fuerzas policiales, ya que crea las figuras de “agente encubierto”, “agente revelador” e “informante”. Sólo los Senadores que responden al kirhnerismo y a los Rodríguez Saa votaron en contra.

Durante el pasado mes de abril, el Ministerio de Seguridad a cargo de Patricia Bullrich, presentó este proyecto de ley que fue votado en la Cámara baja en junio pasado. Desde entonces fueron muchas las críticas que recibió, pero sin embargo, a principios de este mes terminó siendo avalada en Senadores por 34 votos afirmativos de macristas, algunos peronistas, y radicales. A su vez, 18 votaron en contra (kirchneristas y quienes responden a los Rodríguez Sa) y hubo 5 abstenciones (Pino Solanas, Jaime Linares del GEN, Magadalena Obarda de la CC, Alfredo Luenzo que responde a Das Neves, y María Fiore Viñuales del PR de Salta).

La sanción de la ley de infiltración policial indiscriminada, que crea las figuras de los agentes encubiertos, reveladores e informantes, legitima la represión estatal y es un verdadero retroceso de los valores democráticos que nuestro país recuperó para siempre a partir de 1983

Con la excusa de contribuir a la “investigación” y “resolución” de “Delitos Complejos”, a partir de la sanción de esta ley, las fuerzas policiales contarán con la legitimación legal para infiltrarse en cualquier organización que al Gobierno le resulte “sospechosa”, entre ellas políticas y sociales, bajo las figuras de los agentes encubiertos, reveladores  e informantes.

La sanción de la misma significa un verdadero retroceso para la democracia y sus valores, recuperados para siempre en nuestro país a partir de 1983.

Comentarios

comentarios