Se aprobó la polémica Ley de la Dislexia: ¿un gran negocio para Facundo Manes?

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

Casi por unanimidad parlamentaria, incluyendo a la bancada del FpV, se aprobó la polémica Ley de Dislexia. La misma fue impulsada por la Fundación INECO del neurólogo Facundo Manes (cuyo nombre suena cada vez con más fuerza para encabezar la lista del Senadores del PRO desde Buenos Aires para las elecciones del año próximo) y prevé importantes negociados par Manes y otras fundaciones de línea cognitiva-conductuales, ya que los maestros de todo el país ahora se capacitarán en estas fundaciones para “identificar” casos de dislexia en las aulas.

La Ley de Dislexia, que contradice a las leyes nacionales de Educación, Salud Mental y de Protección Integral de los Derechos de la Niñez, habilita desde una ideología biologicista, un abordaje a esta problemática que desplaza a la función pedagógica y no contempla las problemáticas sociales de los alumnos, como el contexto socio-cultural-económico en los que se desarollan.

Uno de los puntos a destacar, que la ley no contempla, es que el proceso de lecto-escritura no proviene de los “genes”, no está grabado; sin embargo, y esto es lo peligroso, es lo que sostienen con esta ley.

El negocio y lo peligroso de la Ley de Dislexia, es que desde Cambiemos plantean que toda deficiencia en innata y los maestros tienen que ser capacitados, y ellos desde la Fundación INECO, de Facundo Manes, son los que van a capacitar a todos los docentes del país, además, desde una ideología biologicista

El negocio de esta ley para la fundación de Manes y otras afines, se da en el marco del planteo de la Alianza Cambiemos, quienes afirman, desde una posición biologicista, que toda deficiencia es innata y la padecen entre el 5% y el 10% de la población escolar, entonces por este motivo, ahora los maestros serán capacitados para identificar los casos de dislexia desde la Fundación INECO y otras de esta línea teórica, desde una ideología biologicista.

 

 

Comentarios

comentarios