Carta de la fábrica que cerró su local: “Se nos caen las lágrimas”

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

Se trata del local de Arrabi Calzados en Misiones. Pese a los esfuerzos, no lograron hacer rentable el negocio por el desplome de las ventas desde que asumió el macrimo. 

Una sucursal de la importante fábrica Arrabi Calzados debió cerrar sus puertas en la provincia de Misiones por la caída estrepitosa del consumo desde que asumió el nuevo gobierno. “Al ver que no nos quedaba otra opción más que bajar la persiana, se nos caían las lágrimas al recordar tantas cosas hermosas que hemos podido hacer en lo que ahora nosotros llamamos “aquellos años felices”, escribieron sus dueños en una carta que se volvió viral.

En el mensaje, cuentan que la empresa comenzó en 2004 y fue creciendo en los años siguientes, pero la coyuntura actual llevó a que deban cerrar un local en la provincia de Misiones.

“Si bien hemos hecho grandes esfuerzos para permanecer en pie, la estrepitosa caída de las ventas debido a la demoledora reducción del consumo que estamos sufriendo en los comercios de la zona tras la devaluación, no nos permiten seguir adelante, de ninguna manera”, sigue la carta.

A continuación, la carta completa:

“Con profundo dolor y tristeza informamos que debemos cerrar nuestro local en Esperanza. Quienes quieran seguir contando con la variedad y precio que siempre ofrecimos, pueden encontrarnos en nuestra sucursal de Wanda. Allí también se podrán abonar las cuotas de los créditos que a la fecha estén vigentes.

Si bien hemos hecho grandes esfuerzos para permanecer en pie, la estrepitosa caída de las ventas debido a la demoledora reducción del consumo que estamos sufriendo en los comercios de la zona tras la devaluación, no nos permiten seguir adelante, de ninguna manera.

Estos días, al ver que no nos quedaba otra opción más que bajar la persiana, se nos caían las lágrimas al recordar tantas cosas hermosas que hemos podido hacer en lo que ahora nosotros llamamos “aquellos años felices”. Pudimos festejar con nuestros vecinos muchos aniversarios, colaboramos en varias oportunidades en la organización de la fiesta del Día del Niño agasajando a unos 5000 gurises con show en vivo y sorteos, hemos podido aportar regalos para las reinas y princesas en el aniversario de Esperanza, hemos juntado y repartido alimentos en asilos de la localidad, entre otras muchas cosas, como sorteos en fechas especiales.

Medio en broma, medio en serio, este año decíamos que tendríamos que organizar una olla popular porque la verdad es que quien tiene algo de dinero lo va a gastar en Brasil porque le rinde más y el resto, el resto sólo tiene para comer… y a veces.

Nosotros comenzamos en Esperanza en octubre de 2004, cuando el pueblo se estaba recuperando de los destrozos provocados por el tornado de mayo. La comunidad, con mucho esfuerzo, logró recuperarse y crecer.

Hoy es un territorio desolado y el tornado fue una decisión político económica.

Quienes prometieron que podíamos estar mejor nos empujaron al vacío y estamos en continua caída libre. Nosotros, como comerciantes, veremos qué hacer, trataremos de sostenernos como sea. Pero somos completamente conscientes de que muchos de nuestros clientes han regresado a una situación que ya creían que era tiempo pasado.

Ya no le podemos poner los zapatos a toda la barriada que por primera vez pudo acceder a un calzado nuevo en esta última década. Nos llena de dolor saber que la esperanza de todas esas personas que hemos mirado a los ojos, compartiendo la alegría de ese zapato nuevo para lucir un domingo, de esas zapatillas para ir, por fin, a la escuela ahora es nuevamente tristeza y vacío.

Ojalá el gobierno recapacite acerca de las medidas que está tomando y revierta la situación porque el tan prometido cambio lo único que hizo hasta ahora fue dejar a millones sin esperanzas.
Esperamos, por el bien de todos, que las cosas vuelvan a cambiar, porque estábamos bien aunque nos quieran convencer de lo contrario.

Un abrazo grande y un gracias enorme a toda la comunidad. Nos vamos porque ahora no queda otra, pero nuestro deseo es un #Volveremos!”

Comentarios

comentarios