Cegado por su propio relato, Macri agravia a millones de argentinos con sus mentiras


La característica más relevante del discurso oficialista es la mentira. Sin embargo, es por lo menos notorio el abuso que hace el presidente Mauricio Macri de este recurso, en una Argentina que en tan sólo dieciséis meses, pasó de ser una de las economías más prósperas e inclusivas de la región, a un país de excluidos donde la miseria y el hambre son la marca ineludible de un brutal proyecto económico y social, que no termina de parirse por efecto de la resistencia popular. En este sentido, el ingeniero ocupante de la Casa Rosada, volvió a burlarse cínicamente de los más de medio millón de compatriotas que se encuentran desempleados y suspendidos, al afirmar que: “Hace siete meses que se crean empleos formales en la Argentina por encima de los que se pierden, y eso implica que el país está creciendo”.

Durante una entrevista concedida al Canal Crónica TV -ver video al final de la nota- el presidente Mauricio Macri, desarrolló sin los tropiezos de las re-preguntas, su relato onírico de una Argentina de fantasía, insultando una vez más la crítica situación que atraviesan millones de compatriotas, a lo largo del país, cuyos efectos directos de las políticas económicas que se aplican, desestabilizan el presente y futuro inmediato del desarrollo armónico de sus familias.

Entre otros conceptos, basados en principios goebbelianos y desarrollados con la complicidad que brinda la falta de re-preguntas por parte del histórico periodista de Crónica, Roberto Di Sandro, Macri afirmó: “Se crean empleos todos los días”, y que “el elemento diferenciador de este gobierno es que creemos en la potencialidad del diálogo y que buscamos mejores soluciones para todos”

Respecto al conflicto docente, donde el Gobierno Nacional persiste en continuar violando el artículo 10 de la Ley de Financiamiento Educativo, que convoca a la Paritaria Nacional Docente, explicó que: “El ministro (de Educación, Esteban) Bullrich, que me representa, ha fijado reuniones para discutir (con los docentes y gremios que los representan) todos los temas. Sin educación pública de calidad, no hay futuro”.

Lejos de que estas palabras coincidan con la realidad efectiva que impone la problemática de este sector, el ministro de Educación y Deportes, Esteban Bullrich, que en los últimos dos meses sólo reapareció públicamente en la Casa de Ana Frank, en Amsterdam, para expresar una frase poco feliz que robusteció el negacionismo y la banalización de la Shoá (Holocausto), al decir que los sueños de la niña asesinada por los nazis en un Campo de Exterminio “quedaron truncos por una dirigencia que no fue capaz de unir y llevar paz a un mundo que promovía la intolerancia” (sic). Desde que estalló el conflicto docente, nunca convocó a los gremios de los trabajadores de la Educación.

Por otra parte, y para finalizar la entrevista de no más de quince minutos, el Primer Mandatario afirmó que: “Falta mucho por hacer, pero el cambio que se está logrando tiene que abarcar a todos los argentinos”.

En una de sus frases más memorables, el tres veces presidente, y líder popular, Juan Domingo Perón, afirmaba que: “Se puede decir una mentira, pero no hacer una”.

Maximiliano Borches

Nota completa realizada por Crónica TV:

 

Ver nota:

Comentarios

comentarios

×