Aumenta la nafta esta semana


Los precios de los combustibles se incrementarán el 8 por ciento promedio entre mañana y el próximo martes, como parte de un acuerdo entre el Ministerio de Energía y las petroleras refinadoras y comercializadoras.

El secretario de la Cámara de Empresarios del Combustible (SEC), Raúl Castellano, afirmó hoy que los últimos “incrementos de precios” generaron “la disminución de las ventas” de combustible “en el orden de entre el tres y el cinco por ciento”.

“Hubo una disminución de las ventas (de combustible) del orden de entre el 3 y el 5 por ciento, producto del menor consumo y de la situación general de la economía del país”, enfatizó Castellano.

Las naftas súper y premium, el gasoil y el Gas Natural Comprimido (GNC) registraron su último incremento de precios en agosto último, y hasta esa fecha habían aumentado 31 por ciento, por lo que los valores vigentes no compensaron la devaluación del peso en relación al dólar registrada en 2016.

La evolución de la inflación general de precios llevó al gobierno a la decidir una postergación de nuevos ajustes hasta este mes, mientras se procura alcanzar una convergencia de precios de los crudos locales (más altos) con los internacionales en la segunda mitad de este año, liberando así los precios del rubro. Las empresas petroleras definen sus precios en base a porcentajes y su aplicación por parte de los estacioneros difiere según el tipo de relación contractual que tienen con las procesadoras de los combustibles.

Todas tienen estaciones propias, pero la mayoría son operadas por particulares.

Del precio que paga el consumidor por cada litro de combustible casi la mitad corresponde a impuestos, y en algunas zonas los precios definidos por las petroleras se ven incrementados también por la aplicación de cargos específicos por parte de los municipios (tasa vial), con objetivo recaudatorio.

En cuanto a los esquemas de comercialización YPF opera mediante un esquema de consignación, de manera que cuando resuelve actualizar precios los carga al sistema de surtidores.

Shell, en cambio, no opera bajo el régimen de consignación y le vende los combustibles a la estación de servicio (sistema de reventa) la que fija sus precios al público.

Comentarios

comentarios