Argentina suma apoyo internacional a la lucha del país frente a los fondos buitres


Naciones Unidas aprobó la propuesta de Argentina y el G77+China para crear un marco jurídico mundial para la reestructuración de deudas nacionales Votaron a favor 124 naciones y sólo 11 en contra. Hubo 41 abstenciones de emitir opinión. Cristina definió que es un resultado “en favor de la dignidad de los pueblos”.

De este modo, muchos países pondrán un límite a los fondos buitre. Argentina fue representada por el canciller Héctor Timerman y una mayoría de países emergentes más China.

Votaron en contra  países desarrollados y en desarrollo, como Estados Unidos, Japón, Alemania, Inglaterra, Canadá, Israel, Australia, Finlandia, Hungría, Irlanda y República Checa. Se abstuvieron 41 países, Italia, Francia, y México, entre otros. Francia y México presentaron ‘amicus’ en favor de argentina ante la Corte Suprema de Estados Unidos, en el diferendo con los fondos buitre que tuvo como protagonista al juez Thomas Griesa.

El logro argentino, es inédito en la historia de Naciones Unidas y refleja la contundencia de las políticas que el gobierno argentino, presidido por Cristina Fernández de Kirchner, aplicó frente a una agresión corporativa internacional.

La votación se efectuó en el salón del Consejo de Administración Fiduciaria, en razón de que se realizan refacciones en la Asamblea con vistas a la cumbre de presidentes del 24 de septiembre próximo, en la que Cristina Fernández de Kirchner se dirigirá a los representantes de diferentes países del mundo. El presidente del G77, el boliviano Sacha Llorenti Soliz, presentó la moción y defendió la postura de Argentina para “buscar una solución oportuna eficaz y duradera” a la cuestión de la deuda externa de los países. Según Llorenti Soliz, “es prioridad crear un marco jurídico, con miras a aumentar la eficiencia, la estabilidad y previsibilidad del sistema financiero internacional, y el logro de un crecimiento equitativo e inclusivo”.

Previo a la votación, hablaron representantes de Rusia e Islandia. El primero votó sin vueltas a favor de la aprobación de la resolución y sostuvo que “resulta justificada y oportuna la decisión del G77, de plantear en la ONU la cuestión de la elaboración de un marco jurídico multilateral para la elaboración de procesos de deuda soberana”. Islandia estableció “la falta de resolución de los problemas de deuda de países” y la “amplia gama de fallos existentes”, y destacó la importancia de “que las reestructuraciones no se vean obstaculizadas por los fondos buitre”. La votación general demandó tres minutos, y al conocerse el resultado, el aplauso general rubricó el resultado de la misma. El presidente de la sesión produjo risas, al decir que “para aquel que no puede leer bien la pantalla, hubo 124 votos a favor, 41 abstenciones, y 11 votos en contra”.

El representante de Estados Unidos, dijo que “el mecanismo propuesto presenta resultados inciertos”, y que así para ellos “se les pide a los organismos que firmen un cheque en blanco”. Japón, señaló  que participaron en el FMI y en el Club de París, entidades formadas para el tema. Adujeron que “se necesita conocimiento” para tratar este tema en Naciones Unidas y “por lo tanto Japón no puede aprobar esta resolución”. El canciller Timernan, dijo que “la trascendente votación es la expresión más contundente de la necesidad de ponerle freno a la especulación desenfrenada” y lo dispuesto en la ONU “expresa lo que nuestros pueblos demandan y merecen”, en referencia a la aprobación sobre un marco jurídico que incide sobre los procesos de reestructuración de deudas. Timerman agregó: “Si la ONU fue capaz de regular hasta los aprovechamientos de los recursos marítimos, cómo no podríamos decidir lo que hoy hemos decidido”. La respuesta en América Latina fue la celebración de la iniciativa argentina y por eso, en la ONU, se felicitó a Timerman por la labor del país en “desnudar” la operatoria de los fondos buitre.

El representante de China expuso que su país “respalda y comparte las preocupaciones expresadas por Argentina; apoyamos la votación ya que es uno de los principales escollos que enfrentan los países en desarrollo”.

Brasil, Chile, Ecuador, Venezuela, Uruguay, Sudáfrica y Cuba, acompañaron el respaldó. Cuba incluso comparó la lucha Argentina con la de “las madres de Plaza de Mayo”.

Para Argentina y Cristina Fernández de Kirchner, el significativo hecho acompañan la formulación política de una etapa que marcará la continuidad de lo realizado a partir de la asunción de Néstor Kirchner a la presidencia, el 25 de mayo de 2003. Eso explica, entre otras cosas, el creciente apoyo de la sociedad a la gestión del gobierno. Dentro de poco más de una semana, la presidenta hablará ante las Naciones Unidas y poco antes, se entrevistará con el Papa Francisco en Santa Marta, con quien compartirá un almuerzo. No hay que dejar de considerar que el Papa cuestionó con severidad al neoliberalismo que intentan imponer las grandes potencias, subrayando el marco internacional del logro de la fecha obtenido en la Asamblea de ONU.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×