Ante la ausencia del Estado, La Cámpora continúa con las tareas solidarias en la Provincia


Hasta el próximo sábado, militantes de La Cámpora continuarán con los trabajos solidarios tras el tercer temporal que azotó el noroeste de la provincia de Buenos Aires en menos de un mes. La falta de presencia estatal es notoria.

Desde el lunes 16, luego de los más de 200 mm caídos en pocas horas, se comenzó con los relevamientos puerta a puerta de los barrios Lares, Las Mellizas, Virgen Del Luján, Fraga/Martínez, Don Miguel, San Francisco, Virgen del Rosario y Colombini de San Nicolás.Además en la localidad de La Emilia, fuertemente afectada por el desborde del terraplén que contiene el Arroyo del Medio.

En las horas previas a la inundación, el trabajo se basó principalmente en colaborar con la evacuación de vecinos mientras el agua subía en la localidad.

Hasta el momento se realizaron diversas entregas de donaciones y la limpieza de decenas de casas particulares, trabajo del que participaron también la diputada nacional por el FpV, Mayra Mendoza junto a distintos legisladores provinciales y concejales.

Las actividades solidarias continuarán este jueves 19 y viernes 20 en La Emilia y se espera la llegada de militantes de diversas zonas de la provincia para trabajar el sábado 21 en los barrios afectados de la cabecera del partido.

Al respecto, la senadora provincial nicoleña, Cecilia Comerio, remarcó con preocupación que “la falta de la presencia estatal es alarmante ya que hay más de 7 mil personas con sus casas bajo el agua y la única respuesta que llegó de inmediato fue la fuerza de seguridad reprimiendo a los vecinos”.

la falta de la presencia estatal es alarmante ya que hay más de 7 mil personas con sus casas bajo el agua y la única respuesta que llegó de inmediato fue la fuerza de seguridad reprimiendo a los vecinos

Asimismo, la legisladora criticó la falta de advertencias e información certera por parte del municipio a los vecinos, al manifestar que “cuando empezó a crecer el arrollo a las 9 de la mañana desde el municipio decían que estaban estudiando la situación e iban a informar. A las 2 de la tarde dijeron que era el pico, a las 7 de la tarde lo volvieron a decir y a las 9 de la noche terminaron evacuando a todo el pueblo”, precisó.

Por otra parte, Comerio repudió la represión en el barrio Virgen del Rosario, efectuada por las fuerzas de seguridad contra vecinos afectados por las inundaciones que reclamaban y pedían en una olla popular agua potable y comida, que terminó con el saldo de ocho jóvenes heridos con balas de goma.

“Todavía no entendemos qué quiso hacer la policía ni cuál fue su intención. Es una comunidad pacifica, es un pueblo que está siendo afectado por las inundaciones y que necesita que haya un Estado presente”, indicó.

Comentarios

comentarios