Alejandro Tarruella: Macri llevó “cuentos chinos”


Alejandro C. Tarruella

Lo que no se cuenta en Argentina de la gira de Macri y sus amigos, es que ha tenido más de un traspié en su vínculo con el gobierno China. Los medios locales fieles plantean el viaje en término de éxitos, de inversiones (esos globos que lanzan desde la asunción del gobierno Ceo Cambiemos), pero la realidad parece ser un tanto diferente.

La cuestión es que Macri detuvo los acuerdos logrados durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner tal vez por despecho, o por la sola razón de demonizar el pasado reciente para procurar sostenerse sobre ese relato. “El País” de Madrid, que está vinculado a Telefónica de España hoy distanciada del Presidente, intentó contar lo que realmente sucedió en ese periplo de apariencia feliz y sintetizó que si no se cumplen los acuerdos que realizó el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, no habrá inversiones.

Y sintetizó que si no se cumplen los acuerdos que realizó el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, no habrá inversiones

Mientras señala en la nota de Mar Centenera que Carlos Spadone (Presidente de la Cámara Argentino-China), que tiene vínculos importante en ese país donde mora su hijo Sergio, dijo ante la gira del Presidente: “A los chinos hay que cumplirles”. Debido a la reacción de Macri ante Cristina, se señala que se encuentran en estado de riesgo inversiones en energía e infraestructura que alcanzan unos u$s 30.000 millones. Cuando Macri cerró los acuerdos con China, el gobierno de Xi Jinping, clausuró la compra de soja. Se la compra a Brasil y paga precios más altos. Esto no se comentó cuando Macri partió a Beijing. Este lunes inició una visita oficial de cuatro días a Pekín que busca limar las tensiones entre ambos países y lograr que China vuelva a abrir el grifo.

Otro conflicto es el de las dos centrales hidroeléctricas que se iban a construir en la provincia patagónica de Santa Cruz. La justica las frenó a la espera de conocer el impacto medioambiental sobre lo cual las ong ambientalistas señalan en riesgo y por eso, se oponen a levantar las represas. Yvon Chouinard, líder de la marca de ropa yanqui Patagonia, gremialista medioambiental, expresó que se trata de “una tecnología vieja que ya no tiene sentido. Las de Santa Cruz son un gran error. Van a costar mucho más de lo que dicen”, dijo Chouinard a La Nación a poco de dar explicaciones a Macri.  “El País” sostiene que “El Gobierno macrista redujo de 7.000 a 4.500 millones de dólares el costo previsto de las obras a cambio de reducir la potencia y extender los plazos de concesión”.

Al parecer, al viajar al gigante asiático, Macri quedó con escaso margen ante la vigencia de los acuerdos que tienen la clásula cross default que señalan que si se suspende una obra, cae el resto.

Al parecer, al viajar al gigante asiático, Macri quedó con escaso margen ante la vigencia de los acuerdos que tienen la clásula cross default que señalan que si se suspende una obra, cae el resto. Lo que a Macri le preocupa hoy, es que esa actitud inconsulta puede afectar el Belgrano Cargas. Allí, se cree que está hasta papá Franco en el tema, se proyecta comprar vagones y locomotoras a China para actualizar el estado de 1.600 kilómetros de vías de ferrocarriles que unirían el norte argentino con el puerto de Rosario y así, reducir los altos costos del transporte por ruta. Los chinos están inquietos al respecto porque en 2006, al realizar el consorcio chino-argentino bajo el liderazgo de Franco Macri, con la presencia de Hugo Moyano, líder camionero, avizoraban manejar una porción clave de los comodities que se producen en el país. Fue Cristina quien puso la idea en movimiento y logró un préstamo de Beijing de 11.400 millones de dólares. En el acuerdo, Cristina preservó un 21% de producción nacional.

El déficit y los trajes cortesanos

Ahora, el retraso macrista de los acuerdos, puso en duda el aporte chino a erigir gasoductos en Córdoba en tanto en Neuquén se explica que la base espacial china estaría a punto de iniciar sus operación con una concesión a China de los terrenos por 50 años. Por esas razones, se supone que Macri viajó en tensión de Beijing y al llegar tuvo un encontronazo cuando expresó un déficit que los chinos refutaron, era más pequeño debido a la exportación fuera de todo tipo de legalidad. Por cierto aquí hay un elemento singular del gobierno Cambiemos: la ineptitud de sus equipos para proteger al presidente en una contingencia internacional de este peso. Aquí no hay vuelta, la falta de profesionalidad y el amiguismo cortesano complicaron al Presidente.

Por cierto aquí hay un elemento singular del gobierno Cambiemos: la ineptitud de sus equipos para proteger al presidente en una contingencia internacional de este peso

Poco antes, el Presidente argentino viajó a Estados Unidos a entrevistarse con Donald Trump, a quien habían maltratado en la campaña. Ahora en China, Macri tomó en cuenta que la balanza comercial favorece a China de sobremanera. Tal vez por eso, antes de partir concertó con Jack Ma, Alibaba sin los cuarenta, vender vinos, mariscos y carnes sin tomar en cuenta que no hay capacidad de hacer llegar esos productos puerta a puerta.

Alibabá pidió traer más chinos a hacer turismo al país y puso como muestra que a Brasil van 500 mil y a la Argentina apenas 30 mil. Aquí cabe reconocer problemas de conocimiento y oferta desde el Estado, cuyos cortesanos viajan a destinos europeos donde se encuentran con contingentes chinos desde el Louvre hasta Venecia.

Macri firmó antes de partir con el Presidente chino, Xi Jinping, varios acuerdos económicos que incluyen novedades entre los que se rescatan del “olvido” a los que lo sometió el gobierno nacional. Se firmó la construcción de dos centrales atómicas, un desbloqueo operativo, con tecnología y aporte financiero del gigante asiático. Estarán en Buenos Aires, Atucha, y Río Negro. Se habla de exportación de uvas de mesa y la erección de una planta voltaica en Jujuy. China no corroboró esta parte de lo expresado por el gobierno. Por las represas hay que esperar a la justicia y responder a la pregunta: ¿por qué no previeron realizar el impacto ambiental antes?

Cuentan las crónicas que los funcionarios de Macri corrieron como condenados detrás de las ofertas en ropas chinas mientras el vínculo de país a país corría riesgos. Una vez más, el macrismo deja que ver que hay otros intereses detrás de sus movidas. Los Ceos tienen razones que la razón no entiende. Al regreso, Macri y los ministros se encontrarán con que ahora ganan mucho más que maestros y piqueteros.

 

 

Comentarios

comentarios

×