Ajústense el Centurión


J.M. Gorrochategui De la mano del supersónico “Ricky” Centurión, Boca venció de visitante 2-1 a San Martín de San Juan y continúa siendo el único líder del torneo. Además, San Lorenzo goleó a Quilmes 3-0, River le ganó 2-1 a Belgrano y Racing le dio vuelta un partido increíble a Godoy Cruz. Los grandes a pleno en la fecha 17.

Boca sonríe. El equipo de Guillermo Barros Schelotto volvió a la victoria en San Juan ante San Martín y sigue estando en soledad en la cima del campeonato. Si en la previa al encuentro, se observaban los nombres de ambos planteles, el resultado era pronosticable. En este caso, la diferencia de jerarquía se vio absolutamente plasmada en el campo de juego. El xeneize intentó desde el arranque hacer circular la pelota con Gago y Bentancur pero el local lograba cortar los circuitos de juego. Al que no podían parar era a Ricardo Centurión. El 10 de Boca desplegó en cancha toda su riqueza técnica a pura velocidad para gambetear una y otra vez a los defensores del verdinegro, que se cansaron de golpearlo.  Boca atacó sin desesperarse, se veía que el gol iba a llegar solo. A los 27 del primer tiempo, Pavón tomó la pelota en la izquierda y desde el vértice del área sacó un remate al ángulo para sacarse la mufa y poner a los de Guillermo 1-0 arriba.

En la segunda parte, el xeneize siguió dominando el juego.  La tónica del encuentro no cambió aunque lógicamente tanto Centurión como Pavón bajaron un poco la intensidad en una jornada agobiante en San Juan.  El local solo intentaba llegar mediante pelota parada y algún intento esporádico de Denning.  A los 11 del segundo tiempo, los de Guillermo sacaron un rápido contrataque, Benedetto asistió a Centurión que le pegó mordido pero le alcanzó para marcar el 2-0. Este gol sentenció el encuentro, más allá del descuento de Denning faltando 5 minutos, que sólo decoró el resultado.

Tevez se fue a China y parecía que dejaba un vacío imposible de llenar. Centurión, no solo se puso el mismo número de camiseta, sino que también quiere ser el nuevo emblema de Boca.  Va por buen camino.

Los goles de la victoria de Boca:

River consiguió un buen triunfo 2-1 a Belgrano en el monumental y se mantiene a 8 unidades de Boca. El millonario cosechó su tercer victoria al hilo entre copa y campeonato. Gallardo está feliz, parece haber encontrado el funcionamiento de juego que tanto buscaba. En la primera parte, el encuentro fue parejo y por momentos mal jugado. River intentaba dominar el encuentro pero no lograba ser del todo preciso. Belgrano apostaba a salir de contra y pudo haber abierto el marcador pero sus delanteros no tuvieron una buena tarde.

El segundo tiempo arrancó al palo. El local sacó del medio, hilvanó 12 pases seguidos y Driussi sacó un potente derechazo que se metió gracias al rebote en Acosta, arquero del celeste. Tras el gol River se desconcetró y Belgrano lo empató rápidamente gracias al gol de Cristian Lema. El defensor entró al área tirando paredes y definió con tranquilidad ante la salida de Batalla. El empate volvió a despertar al millo quien, lejos de caerse, volvieron a buscar el partido. El premio llegó rápido. El “pity” Martinez, quien está pasando su mejor momento desde que llegó a Nuñez,  aprovechó una asistencia de Casco y anotó el gol de la victoria. Sin embargo faltaba ver algo más.  En una contra, los dirigidos por el “muñeco” quedaron 4 contra el arquero. Era gol en todos lados, pero no. Pity Martinez la metió al medio del área, Andrade la tocó muy suava y le dio la chance Acosta de sacarla con un manotazo antes de que ingrese al arco. Increíble lo que le sucedió al juvenil, quien luego lloró desconsoladamente. Por suerte para él  y para todo River, el último centro de Belgrano no terminó en gol y el partido finalizó 2-1.

Los tres goles del partido:

Ya en día sábado, San Lorenzo le ganó 3-0 a Quilmes en el Nuevo Gasómetro y continúa a 3 puntos de Boca, líder del torneo. Fue  un partido muy  duro para el ciclón, más allá de lo que indica la chapa final.  El entrenador Diego Aguirre, cuestionado en las últimas semanas, se jugaba una parada clave.  El cuervo salió a llevarse puesto al cervecero desde el comienzo del partido.  Desde los pies de Botta y Belluschi, empezó a crear situaciones de gol que no pudo concretar en esa primera etapa debido a la ineficacia de Blandi, peleado con el arco. La visita fue decidido a buscar un punto, resistiendo los embates del local pero sin ninguna idea a la hora de contratacar. La hinchada azulgrana comenzaba a impacientarse y eso se fue trasladando al campo de juego. San Lorenzo bajó un poco la intensidad de los primeros minutos y así se fueron sin goles al entretiempo.

En la segunda parte,  los dirigidos por Aguirre siguieron yendo a buscar el triunfo pero las ideas brillaban por su ausencia. A los 12, una determinación arbitral tuvo clara incidencia en el partido. Quilmes sufrió una injusta expulsión por parte de Argañaraz, quien sobredimensionó un empujoncito de Sarulyte y le sacó la segunda amarilla, dejando al cervecero con uno menos. Allí, el DT realizó un cambio que sería clave en el cotejo, ingresó  Ezequiel “Chimi” Ávila en reemplazo de Merlini. La dinámica y la velocidad supersónica del juvenil le dieron un vuelco al partido. Tal es así que a los 75 minutos de juego, Cerutti convirtió el primer tanto para San Lorenzo luego de una buena jugada colectiva. De inmediato, en una ráfaga tremenda, Ávila aumentó la cuenta y Blandi, gracias a una asistencia del “Chimi” estampó un 3-0 que , si bien es justo, no refleja lo complicado que fue el trámite del juego para un cuervo que quiere pelear el campeonato hasta el final.

Los tres tantos de San Lorenzo:

Bou. Bou. Bou. Una vez más el muchachito de la película fue el 7 bravo de Racing Club. La academia venció 2-1 a Godoy Cruz en un cilindro que vibró al compás de un partido no apto para cardíacos. El local fue al frente desde el comienzo y le llegó al tomba por todos lados. Disparos de Bou, Pillud y Mansilla fueron siempre bien neutralizados por Rodrigo Rey, el tremendo arquero que tiene Godoy Cruz. La visita, se dedicó a aguantar el empate y así llegó el segundo tiempo.  Apenas iniciada la parte final, los dirigidos por Bernardi aprovecharon una de las únicas situaciones que generaron en todo el partido y  de la mano de Javier Correa silenciaron la cancha de Racing al anotar el primer tanto del encuentro.  El baldazo de agua fría dejó groggy al local, que ese día cumplió su aniversario 114 desde su fundación. Para colmo, Pillud y Lautaro Martinez dejaron la cancha por sendas lesiones y el conjunto de Diego Cocca veía  como el partido se le comenzaba a escapar. No contaban con la astucia de Gustavo Bou. El delantero de la acadé se cargó el equipo al hombro y a puro empuje logró dar vuelta un partido increíble. A los 39 del segundo tiempo, Bou envió un centro al segundo palo, el pibe Cuadra la bajó y el “Pulpo” Gonzalez anticipó de cabeza a Rey para igualar el partido. El estadio se volvió un hervidero y el local se fue con todo a buscar tres puntos de oro. A los 43 minutos, Cerro tuvo una chance inmejorable pero Rey volvió a hacer valer su corona sacando una bocha bárbara. Parecía que moría en empate hasta que Bou se metió en el área y clavó un zurdazo implacable para el 2-1 y el delirio de la hinchada local. Una vez más Bou fue héroe y apareció en un momento crucial para darle una victoria que deja a Racing expectante en la lucha por el torneo y metido de lleno en la compulsa por entrar a la próxima Copa Libertadores.

Los tres goles del partido:

Vale recordar que Independiente decidió postergar su partido ante Defensa y Justicia ya que su arquero, Martin Campaña, se encuentra con la selección de Uruguay disputando la fecha por eliminatorias.

Comentarios

comentarios

×