AFIP intervendría en posible evasión fiscal cómplice entre el municipio de Malvinas Argentinas y Coto


Según la agencia Telam, fue el presidente de la Asociación de Defensa de los Derechos de Usuarios y Consumidores Osvaldo Bassano, quien explicó cómo se realizaba la presunta evasión y acusó a la cadena de supermercados por la campaña de “Done su vuelto”. Al parecer, supermercados Coto se empeñó en una campaña nacional destinada a la compra de camionetas y cámaras de seguridad que se entregaban al municipio de Malvinas Argentinas, dirigido hace varios años por esa especie de propietario comunal que es Jesús Cariglino. Coto pedía el vuelto pedía a los clientes en las cajas de sus sucursales del país sin dar comprobantes de esa operación. Así, explicó Bassano a la agencia Telam, le “pedían plata” al cliente como donación, “pero ese dinero no sale del Cuit del consumidor como debería ser, sino que Coto hace la donación desde su CUIT, con plata de la gente”. Del mismo modo, el supermercado planteaba donaciones a instituciones municipales, nacionales, religiosas, asociaciones sin fines de lucro y fundaciones, ya que pueden deducirse con un máximo del 5 por ciento de la ganancia neta del período. Así, dijo Bassano Coto realizaba deducciones del impuesto a las ganancias con plata que no le pertenecía. Lo donación no le generaba ningún gasto a la empresa.

 

El el presidente de la Asociación de Defensa de los Derechos de Usuarios y Consumidores, señaló además un punto interesante a considerar por la AFIP, por cuento se desconoce “cuanto es la plata que ingresa” a los supermercados Coto. Se señala además, que en el caso del convenio entre el supermercado Coto y el municipio en manos del massista Jesús Cariglino, el concejal del FpV de Malvinas Argentinas, Rodolfo Tailhade, pidió al supermercado que informe sobre la suma recaudada en la campaña. Hay versiones que indican que don Alfredo Coto habría suspendido unilateralmente el convenio frente a lo que amenaza en convertirse en un escándalo de esa firma, una de las formadoras de precios que suele actuar corporativamente contra el gobierno y el Estado de Derecho, no respetando precios que contemplen ganancias razonables. “La razón no tiene precio”, parecen decir en el supermercado.

 

Tailhade no obtuvo respuesta del municipio ni del insaciable grupo Coto y analizó que Coto puede aparecer como “donante al municipio de 10 camionetas Ford Ranger y 20 cámaras de seguridad que era el convenio original”, pero en realidad no se cumplió lo acordado porque “sólo aparecieron 7 camionetas Volkswagen Amarod”, reseñó. El concejal teme que Coto “descargue impositivamente unos 3.700.000 pesos, producto de la campaña ‘Done su vuelto’, cuando en realidad se recaudó gracias a los clientes”. En la última sesión del Consejo Deliberante de Malvinas, Tailhade denunció que funcionarios massistas del municipio reconocieron que “están utilizando en forma personal lujosas camionetas donadas por la cadena de supermercados Coto para ser destinadas a la seguridad”. Por lo visto, una insegura seguridad. Un nuevo pedido de explicaciones a la cadena de supermercados, será su próximo paso y una denuncia penal para que se investigue como se inscribió en términos contable la campaña que tomó dinero de usuarios desprevenidos.

 

Hay un detalle que no aparece en la denuncia y que es importante sumar a la investigación: ¿Coto cobraba por la campaña gastos de administración? Si esto se comprobara, las sumas involucradas en la evasión fiscal podrían ser más altas. Esto aparece en la preocupación de usuarios y entidades de consumidores porque, en la plaza, hay empresas que se dedican a buscar donaciones en favor de entidades. Esas empresas por lo general, cobran cerca de un 40 por ciento de los fondos obtenidos, en gastos administrativos. De manera que lo asignado a la evasión puede incrementarse bajo ese subterfugio. Por otra parte, ¿qué sucedería si se comprueba la maniobra y particulares se presentan a pedir la devolución de sus aportes? Coto, insaciable a la hora de los precios, Cariglino, dispuesto a cualquier maniobra para mantenerse como casi propietario de un municipio, tendrán seguramente que vérselas con la justicia. Recordemos que fue Cariglino quien años atrás presentó un proyecto para que los intendentes no fueran tocados por la justicia en tanto se mantuvieran al frente de las comunas. Un estilo que hace recordar por momentos a Al Capone.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×