La CGT, massista: “No queremos parecer los chicos malos que hacen paro”

FacebookTwitterGoogleLinkedInPinterest

Los integrantes del triunvirato que conduce la CGT, Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, resumieron su postura frente a la situación social del país y la gestión del presidente Mauricio Macri afirmando que no quieren “aparecer como los chicos malos que hacen paro y que no dejan gobernar”.

Acuña dijo que “por ahora (el paro que en un momento se pensé que se concretaría) está suspendido”, Daer destacó que “hubo negociaciones” y agregó que “el problema está en el empleo” y Schmid se inclinó en el mismo sentido y subrayó: “Estábamos estancados y hoy ha declinación”, en el marco de una entrevista conjunta publicada en el diario La Nación.

“Hoy, hay una CGT unida y uno de sus primeros planteos fue achicar la brecha por la pérdida del poder adquisitivo del salario. Se logró lo que se pudo. Ahora, hay que discutir en el Congreso”, sostuvo Acuña, a la vez que rechazó comparar la actualidad con la situación que el país tuvo en los años 2001 y 2009.

Schmid estimó que la pérdida anual del salario estará “entre 5 y 8 puntos” y señaló que “hubo sectores a los que se los golpeó más y a otros menos. El bono, que parece miserable para algunos, para otros será una fortuna”.

Consultados sobre qué pasaría con las empresas que no paguen el bono de fin de año, Daer respondió “no pueden no pagarlo” y remarcó que “el instrumento y el derecho están arriba de la mesa. Si no lo pagan, habrá conflictos”.

Respecto de la jornada de protesta prevista por movimientos sociales para el 18 del corriente, consultados sobre si la CGT se movilizará, Schmid respondió “hay un involucramiento” y añadió que “se abarcarán temas como la caída del empleo y un categórico rechazo a los despidos y las suspensiones”.

Al ser consultados sobre un balance de la gestión de Macri, Schmid opinó que “no es bueno”, aunque puso en valor que “se restableció el diálogo”, con la salvedad de que “si el diálogo no conduce hacia soluciones, es una frustración”.

“Favoreció a los sectores concentrados con el levantamiento del cepo, el acuerdo con los fondos buitre y la quita de retenciones al agro. Subió la pobreza, el desempleo y hay una caída abrupta de la economía. Hubo un ajuste. La caída se profundizó comparado con el gobierno anterior, que tiraba plata al consumo y la economía seguía girando”, aseveró Daer.

En tanto, Acuña manifestó que Macri “no está cumpliendo con los compromisos de campaña, como eliminar el impuesto al salario. Cuando llegó hizo todo al revés. Y eso que se lo está acompañando. La CGT no hizo nada que pudiera molestar.”

“Tenemos prudencia y avisamos que las cosas no están bien. Le queremos dar tiempo para que después no tenga excusas”, agregó.
Daer subrayó que esta CGT unificada “es la mayor construcción de poder del último tiempo” e indicó que los tres conductores de la organización sindical están “convencidos” de la estrategia que vienen desarrollando.

“No hay contrapeso: de un lado están los sectores económicos, algunos representados en el propio Gobierno, y del otro lado no hay nada. La CGT equilibró ahora esa balanza. No es casual que enfrente nos pongan a medio gabinete para hablar”, remarcó.

Schmid aseveró que la CGT le quitó “la iniciativa al Ejecutivo como no lo ha hecho la oposición” y puso en valor el hecho de que promovieron “la ley antidespidos que el Gobierno tuvo que vetar”.
“Decían que el diálogo tripartito no funcionaba, pero después se lo convocó. Y logramos una alianza con el sector informal”, agregó.

Sobre los “ruidos” internos que tienen el eje el rol del secretario adjunto del Sindicato de Choferes de Camiones, Pablo Moyano, Schmid dijo que “Camioneros va a seguir estando en la CGT y Pablo va a seguir con nosotros. Lo que algunos ven como una fisura o una contradicción, yo lo veo como un enriquecimiento. Sería horrible que todos dijéremos que sí a todo”.

En otro orden, Daer opinó que no cree que el gobierno se “suicide” promoviendo la flexibilización de los convenios colectivos y la restricción de paritarias, porque aseguró que “no resistiría socialmente”.

“Pero hay sectores que se lo están reclamando cuando plantean que el país tiene que tener competitividad. El Gobierno muestra que México tiene salarios y condiciones de trabajo inferiores a China. Hay algunos que sueñan con eso”, apuntó.

En cuanto al año electoral que se viene y el rol que tendrá cada uno en el espectro peronista, Daer habló por los tres y sintetizó: “Pretendemos la unidad del peronismo. Vamos por un movimiento político que exprese los intereses de los trabajadores”.

Comentarios

comentarios